Gente

With two hands
A dos manos
Autor: Carmen Vásquez
6 de Mayo de 2016


La música no está en las notas, está en el silencio que hay entre ellas. Mozart. Uno de los actos sociales de más distinción es ese cuando a usted lo invitan a una cena especial. Cena de mantel blanco, corbata de seda y perfume para estrenar.


Foto: Hernán Vanegas 

Álvaro Diego Martínez, subgerente comercial Davivienda; Carlos Alberto Uribe, gerente regional, y Juan Carlos Vélez, subgerente empresarial.

La música no está en las notas, está en el silencio que hay entre ellas. Mozart.


Uno de los actos sociales de más distinción es ese cuando a usted lo invitan a una cena especial. Cena de mantel blanco, corbata de seda y perfume para estrenar. Cena en donde el hombre de cocina hace alianza con el sommelier para diseñar, cocinar, maridar y servir a dos manos.


Así fue. Las directivas de Davivienda con su tarjeta Diners, invitaron hace unas noches a sus amigos y clientes especiales, a una cena de este calado de importante elaborada a dos manos. Cena que fue servida en el gran salón del Club Campestre. Mesas de impecables manteles blancos, servilleta de tela, centro de orquídeas, tres copas para vinos y el menú impreso. No faltó detalle.


Un lujo de menú el que Job Castañeda, chef del Campestre, elaboró y lujo de vinos para maridar tan exquisitos platos, presentados por la sommelier Alejandra Naranjo. Una mujer fuera de serie que desde muy jovencita supo tomarle amor al hobby de su padre que era el de los vinos.


Catalina Álvarez, feliz de la vida con Alegría y Valerio.


Alejandra es femenina, delicada, tiene el arte de saber decir las cosas con encanto. En la cena todos los invitados eran lelos al oírla. Hablar de vinos no es fácil porque casi siempre se peca de “prepotencia” y esta chica nos dio cátedra de sencillez y conocimiento. Ella estudió Publicidad en Barcelona y de paso se fue a La Rioja a aprender de vinos, estudió en Burdeos y se tituló, se fue a Francia a estudiar francés y a vivir a las regiones de la champaña. Ella nos dice que esto de los vinos es un aprendizaje de cada día, de tomar muchos vinos, de amarlos, conocerlos, que de esto nunca se deja de aprender.


Una cena de lujo la de Davivienda-Diners en donde su presidente presentó los novedosos privilegios de la tarjeta Diners.


Menú  & vinos: Una entrada de Tartar de Salmón con un falso caviar, para un vino blanco, Domingo Torrontés; unos Raviolis de rabo de toro, para un vino tinto Zuccardi Q Tempranillo y un Chateaubriand en salsa tres pimientas, para un vino tinto Luis Cañas Crianza. Una velada de bocado a bocado, con el compartir de sabiduría entre Alejandra y Job.


Madagascar no es solamente territorio africano. También hizo parte de un maravilloso espacio de arena en el Parque Comercial El Tesoro. Una buenísima idea de la bonita Adriana González, gerente administradora, quien invitó a todas las madres con sus pequeños hijos a muchas tardes divertidas de jugar en la arena, como si estuvieran en territorio de Madagascar… no faltaron los tigres, ni los elefantes. Por cierto, doña Adriana invita hoy viernes a romántico concierto para madres con el Grupo Montecarlo.


Feliz día, feliz mes de madres.