Fútbol en el Mundo

Leicester, today may be the day
Leicester, hoy puede ser el día
Autor: Juan Felipe Zuleta Valencia
2 de Mayo de 2016


Sólo una victoria del Tottenham en campo del Chelsea evitará que el Leicester se corone hoy campeón del fútbol inglés.


Foto: EFE 

La ciudad de Leicester puede presenciar algo sin precedentes.

Stamfrod Brigde será el final del camino para Tottenham si no vence al Chelsea.


Los Spurs hicieron un torneo notable pero se encontraron con un milagro llamado Leicester, que sembró ayer otra semilla en el campo del Manchester United, que les permite saborear las mieles de la gloria.


Leicester podría ser hoy la capital del fútbol. La ciudad británica -que no supera los 500.000 habitantes, territorio industrial y áspero, que decidió abocar sus frías pasiones hacia el rugby- es la que hoy vive el fervor de obtener una de las mayores alegrías colectivas que puede experimentar una ciudad: celebrar un título de fútbol.


Los Foxes estuvieron siempre sentenciados al ostracismo de los equipos de fútbol que no tienen nada en especial que ofrecer; ni gloria, ni mística ni mayores arraigos.


Ese mismo club condenado a la mediocridad es el equipo que tiene cerca el título de la Premier. Pero el grupo que puede quedar campeón hoy, tampoco se distanciaba mucho de  la  realidad histórica del club.


Claudio Ranieri, un perdedor profesional según las palabras de José Mourinho, armó un equipo de fútbol con jugadores curtidos en el arte de fracasar.


El italiano tejió su nómina con retazos de muchas partes, bajo una sola prédica: correr hasta el último suspiro. “Somos como Forrest Gump”, dijo alguna vez Ranieri.


Leicester tocó el corazón del mundo del fútbol por ser un grupo de hombres ‘normales’ en una industria malsana y desproporcionada. Su posible título es un bálsamo para un deporte cada vez más mezquino.