Economía

Desempleados contarán con bonos alimenticios
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
2 de Mayo de 2016


Los bonos de alimentación se definen como la prestación económica otorgada a la población cesante destinada exclusivamente a cubrir gastos asociados a alimentos, de acuerdo a las prioridades de consumo de cada beneficiario.


Foto: Cortesía 

8,9% fue la cifra de desempleo en Colombia durante 2015, siendo la más baja reportada en los últimos quince años.

Desde el 15 de mayo se podrá reclamar el bono de alimentación para desempleados de $172.364 mensuales, gracias a que el Gobierno Nacional lo creó como complemento al apoyo que se brinda al desempleado a través del Mecanismo de Protección al Cesante o seguro de desempleo.


Estos serán otorgados por medio de las agencias de empleo de las cajas de compensación familiar por un máximo de seis meses, pero no se entregarán en dinero. 


Según Luis Ernesto Gómez Londoño, viceministro de Empleo y Pensiones, “esto puede ser a través de una tarjeta monedero o bonos, esto cambia de departamento a departamento dependiendo de la caja de compensación, pero será el mismo monto”.


Por su parte, Álvaro José Cobo Soto, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), indicó que “como parte de estas herramientas de ayuda, desde las cajas de compensación se desarrollan jornadas de capacitación dirigidas a fortalecer las habilidades y los conocimientos técnicos de las personas que no tienen empleo para  contribuir en la búsqueda de mejores alternativas de empleo formal”. 


En este sentido, el bono de alimentación contribuirá a sufragar los gastos de alimentación para que puedan asistir a estas jornadas. Además, les permite que durante el periodo de búsqueda de trabajo tengan un ingreso mínimo para ir a mercar. Así, con el Decreto 582 de 2016, se reglamentan los bonos de alimentación en el marco del mecanismo de Protección al Cesante.


Estos bonos, definidos en el Artículo 77 de la Ley 1753 de 2015, se suman a los aportes a salud y pensión, pago de cuota monetaria y el incentivo por ahorro de cesantías; fortaleciendo el conjunto de prestaciones ofrecidas a las personas que han perdido su empleo.


Con el objetivo de mitigar los efectos negativos durante el periodo de desempleo, las cajas de compensación familiar, a través del Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección al Cesante (Fosfec), entregará a más de 1.200 personas desempleadas este nuevo beneficio. 


De acuerdo con Carlos Mario Estrada Molina, director de Comfenalco, esta caja tiene recursos en Fosfec que con el cambio en la resolución ya podrán destinarlos para aportar al seguro de desempleados. También Carlos Rodríguez, gerente de Subsidio y Vivienda de Compensar, dijo que esta labor beneficiará aún más para alivianar las cargas en el proceso de consecución de empleo.


De hecho, Luis Ignacio Pérez Uribe, subdirector de Servicios Sociales de Comfama, sostuvo: “Estos beneficios facilitan la reinserción de la población cesante en el mercado laboral en condiciones de dignidad, permanencia y formalización; y representa para la caja, en promedio en bonos de alimentación, desembolsos del orden de los $203 millones mensuales para los beneficiarios, gracias a las bondades del Mecanismo de Protección al Cesante”.


Asimismo, Gómez Londoño manifestó que “queremos que más personas puedan hacer uso de este beneficio, pues muchas no saben que tienen derecho y por eso no se acercan a las agencias de empleo a reclamar el seguro”.


Este bono tendría un monto equivalente a 1,5 salarios mínimos que serán divididos en seis mensualidades iguales.


Entre los requisitos puntuales para acceder al bono está tener una certificación de cesación laboral o terminación de su contrato laboral, inscribirse o actualizar su hoja de vida en el Servicio Público de Empleo (SPE) y diligenciar el Formulario Único de Postulación al Mecanismo de Protección al Cesante.


Además, las cajas de compensación familiar deben realizar la verificación de los requisitos para ser beneficiario del Mecanismo de Protección al Cesante y constatando que si era dependiente, haya aportado a alguna caja por mínimo un año durante los últimos tres años. O si era independiente, haber aportado por mínimo dos años durante los últimos tres años.


Gómez Londoño señaló también que lo importante es saber si se cumple con los requisitos, reunir los documentos y en cuestión de diez días hábiles se hacen efectivos los beneficios: “Las más de 80.000 personas que hoy están recibiendo el seguro por desempleo, también empezarán a recibir los bonos de alimentación a partir de este mes”, puntualizó.



Mayor Información

Adicionalmente, los beneficiarios deberán cumplir con la ruta de empleo diseñada por los orientadores laborales de las cajas de compensación familiar. Para mayor información sobre este nuevo beneficio, comunicarse a través de la línea 120 del Ministerio de Trabajo. El bono de alimentación complementa el seguro de desempleo en Colombia.