Economía

Electronic payments are still under used
Pagos electrónicos todavía están rezagados
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
29 de Abril de 2016


Las barreras que impiden la masificación de los medios de pago electrónicos involucran aspectos institucionales, como las distorsiones o rigideces tributarias existentes para la formalización empresarial y de mercado.


Foto: Cortesía 

ACH Colombia, a través de PSE, efectuó más de 31 millones de transacciones en 2015 y espera un crecimiento del 30% este año.

88,2% de los colombianos aún usa el efectivo como medio de pago preferido, a pesar de que el país ha venido construyendo una ruta hacia la masificación de los pagos electrónicos.


Según Santiago Castro Gómez, presidente de Asobancaria, “cerca del 99% utiliza el efectivo para el pago de sus servicios públicos, un 93% para matrículas escolares, cerca del 55% recibe su salario en efectivo y un 40% sus remesas domésticas”.


De hecho, el representante gremial indicó que mientras que el promedio de transacciones anuales con tarjeta débito en el país es de 20 por habitante, el promedio en países como Brasil o Perú es de 50 y 25, respectivamente. Y en el caso de tarjetas de crédito, los resultados son similares.  


Por eso es que en diciembre de 2015, los senadores del Centro Democrático, María del Rosario Guerra y Alfredo Ramos Maya, radicaron el proyecto de ley “por el cual se adoptan medidas para estimular el uso de medios de pago alternativos al efectivo y se dictan otras medidas”.


El objetivo de este, de acuerdo con Guerra, es buscar  “que se aumente la formalización bancaria de un lado y la formalización financiera, que definitivamente se imponga en el país el uso del celular para transacciones financieras como el monedero electrónico y que se aumente el uso de tarjetas crédito y débito, además, el número de transacciones por internet”.


Esto le exige también al sector financiero que haya mayor seguridad y mejores infraestructuras tecnológicas que de la mano del Ministerio de TIC, gracias a la revolución digital que impulsa a través del programa Vive Digital, se han venido desarrollando esquemas para el comercio electrónico.


La masificación de pagos electrónicos genera, según Asobancaria, beneficios a todos los actores del ecosistema de pagos, porque impulsa el crecimiento económico de los países, incrementa la seguridad de los consumidores, mejora la capacidad fiscal del Estado, aumenta la facturación de las empresas e incrementa su seguridad y les otorga ventajas en términos de inclusión financiera y acceso a la formalización.


ACH Colombia es uno de los mayores proveedores de servicios de pagos electrónicos en el país. Gustavo Vega, presidente de esa compañía, sostuvo que para brindar confianza a los compradores en la red es necesario aumentar la seguridad en las transacciones electrónicas. Por eso, han desarrollado el programa ACH Protegido, con el que “el uso del canal electrónico PSE (Pagos Seguros en Línea) será más seguro, una idea fundamental para generar más confianza en los usuarios y seguir contribuyendo al desarrollo de los pagos electrónicos en Colombia”.


Estos nuevos canales tienen un gran reto frente a la seguridad, por lo que el sector financiero, el Gobierno, las empresas y los comercios deben avanzar al mismo ritmo de las nuevas tecnologías.



Proponen proyectos

Asobancaria propone el Proyecto F, creado y liderado por la industria bancaria, que busca consolidarse como una iniciativa interinstitucional para la masificación de los pagos electrónicos en el país. Se compone de tres estrategias principales: recaudos públicos, pagos electrónicos e interoperabilidad, cada una de las cuales cuenta con iniciativas que abordan problemas específicos.


La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (Ccce), a través de su Comisión de Documentación y Facturación Electrónica, ha venido impulsando los pagos electrónicos.


Por esta razón celebró el lanzamiento del pasado 18 de abril del plan piloto de la Facturación Electrónica, presentado por la Dian y el Ministerio de Hacienda, en el que harán parte 58 empresas voluntarias.


“Con la factura electrónica contaremos con información en tiempo real sobre cómo se mueven los sectores de la economía del país, y nos permitirá lograr mayor transparencia en el pago de impuestos y en la lucha contra la evasión fiscal”, sostuvo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.




Uso del internet

Eduardo Santoyo, gerente de .CO Internet S.A.S., entre algunos otros resultados sobre percepción del uso de internet en el país que hizo su compañía, explicó: “Hay un gran número de personas en Colombia, una inmensa mayoría que considera que internet debería ser un derecho humano fundamental. En el país la muestra global arrojó un 68%, pero en Antioquia, particularmente en Medellín un 74% de los encuestados calificó la importancia de este. Esto nos pone de presente un primer hallazgo interesante que es lo importante que se ha venido convirtiendo en general el uso de internet para todos nosotros en nuestras actividades cotidianas, sean comerciales, sociales, culturales, académicas o de Gobierno”.


Además, expresó que incentivar el uso de los pagos electrónicos mediante la Ley de Inclusión Financiera va a facilitar un proceso de desarrollo electrónico, porque va a permitir que se incremente el acceso a estos medios de pago. Por otro lado, se aumenta la confianza del desarrollo del comercio y del consumidor.