Fútbol en el Mundo

It’s a special match
Es un juego especial
27 de Abril de 2016


Pocos duelos se enfocan tanto hacia los entrenadores: Simeone y Guardiola, dos de los mejores técnicos del mundo, y su diferencia de estilos.


EFE


El Atlético de Madrid inicia hoy otro gigantesco desafío en la Liga de Campeones en un choque de estilos frente al Bayern Múnich, con una revancha pendiente desde hace 42 años y con el premio de la final para el ganador de la eliminatoria.


Antoine Griezmann.


Posición contra posesión. El argentino Diego Simeone frente a Pep Guardiola. La firmeza defensiva del Atlético ante los infinitos recursos en ataque del Bayern. 180 minutos, los de hoy en un Vicente Calderón y los 90 de vuelta la próxima semana en el Allianz Arena, con un objetivo: la final de Milán.


Un partido enorme de tanta trascendencia en lo deportivo como en lo emocional, en el anhelo de revancha que tiene el Atlético en esta edición del torneo; la que tiene pendiente con el Bayern desde los últimos instantes de la prórroga de la final de 1974 en el estadio Heysel de Bruselas (1-1), perdida luego en el desempate por 4-0.


“Está claro que el rival tiene un entrenador y unos futbolistas que ofrecen propuestas diferentes, que tienen estilos y características diferentes dentro de su juego, y eso potencia al Bayern, pero las guerras no las ganan quienes tienen más soldados, sino los que los utilizan mejor”, apuntó el entrenador del Atlético, Diego Simeone, anotando que “no hay revanchas, sino nuevas oportunidades”.