Columnistas


Consolidación del Área Metropolitana
Autor: Carlos Alberto Atehortua Ríos
22 de Abril de 2016


La vinculación del municipio de Envigado al área metropolitana del valle de Aburrá debe constituirse en un símbolo de unidad, sentido de pertenencia regional, razonabilidad y solidaridad.

La vinculación del municipio de Envigado al área metropolitana del valle de Aburrá debe constituirse en un símbolo de unidad, sentido de pertenencia regional, razonabilidad y solidaridad, sobre el que podamos seguir edificando el desarrollo local y regional.


El próximo diez de julio los habitantes del municipio de Envigado, tendrán la oportunidad de expresar su voluntad de integrar su municipio, a los otros nueve que ya hacen parte del área metropolitana del valle de Aburrá, será un ejercicio propio de la democracia de participación y de autonomía local, que es de esperar cuente con un masivo respaldo ciudadano.


La realidad es que la separación en este caso es sólo administrativa y política, pues, es un hecho que desde la perspectiva geográfica, social, económica y cultural los diez municipios del área están integrados y conforman una sola entidad que debe actuar en forma coordinada y en armonía, con el fin de poder aprovechar los beneficios de la integración y optimizar los recursos de la región.  


Así las cosas, la integración de Envigado al Área Metropolitana del Valle de Aburrá constituye el hecho más importante que se ha registrado en el área desde de su constitución; pues, esta integración seguramente generará el inicio un proceso de reordenamiento político, administrativo y social en el territorio, con la posibilidad de que como resultado del mismo, logremos generar el establecimiento de nuevas formas de democracia participativa. 


Una orientación adecuada del área permitirá que rápidamente se concreten los efectos de la decisión que adopta el Envigado, pues su integración debe estar acompañada de nuevas iniciativas para la ejecución de proyectos metropolitanos, pero por sobre todo de la adopción de nuevos instrumentos y mecanismos, que permitan el desarrollo de iniciativas locales para la ejecución de proyectos regionales.


La integración que estamos logrando debe constituir el inicio de una nueva etapa de consolidación institucional del área, pues se trata de mucho más que una simple decisión administrativa, es un hecho histórico de integración regional, que facilitará la ejecución de proyectos de desarrollo económico y social para toda la región y marcará un hito que la consolida como una de regiones de mayor vocación de desarrollo en Sur América.


Aunque en la actualidad el análisis económico se ha convertido en un instrumento básico de la argumentación jurídica, y desde esa perspectiva el ingreso de Envigado al Área Metropolitana, se justifica plenamente por la manera cómo opera la integración como factor multiplicador de la inversión pública en el bienestar (la unión, hace la fuerza) y por ser el aérea el mecanismos adecuado para la redistribución de los recursos que se generan en la región y en especial en Medellín como núcleo, en realidad la importancia de la integración es mucho más que económica, por su  alto contenido  político y social.


Superadas las dificultades que en el pasado impidieron a una unificación administrativa de la región, ahora es importe emprender la tarea de recuperar el tiempo perdido, y establecer nuevos y variados mecanismos de interlocución regional para que todos los habitantes el área encuentren en ella, un instrumento que facilite el desarrollo equitativo de la región.


El éxito del avance del área metropolitana, se edifica sobre dos bases esenciales: la primera, la ratificación permanente de la “autodeterminación” y la autonomía local, para la definición de los asuntos típicamente locales, la segunda el reconocimiento de la existencia de hechos metropolitanos, que trascienden los asuntos propios de la vida local y que requieren de la existencia de una entidad administrativa con capacidad suficiente para planear y coordinar el desarrollo integrado de la región, ocuparse de los temas comunes a todos y racionalizar la prestación de los servicios públicos a cargo de los municipios que la integran.


En buena hora la administración municipal de Envigado, a través de su alcalde y concejo municipal, se han puesto al lado de liderar esta propuesta de integración, que sin duda será en beneficio de todos y que acrecentará el sentido de pertenencia y el arraigo territorial que nos ha caracterizado.