Columnistas


Aclaraci髇 sobre las utilidades de Isag閚
9 de Abril de 2016


Nota de la direcci髇: El ingeniero Jes鷖 Aristiz醔al Guevara, integrante de la junta directiva de Isag閚 en representaci髇 de EPM ha dirigido a la Direcci髇 de EL MUNDO este documento.

Nota de la dirección: El ingeniero Jesús Aristizábal Guevara, integrante de la junta directiva de Isagén en representación de EPM ha dirigido a la Dirección de EL MUNDO este documento aclaratorio sobre las razones por las que no se decretaron utilidades de la compañía, tema discutido por el columnista Guillermo Maya. Acogemos su solicitud y publicamos este documento aclaratorio sobre esa decisión adoptada también por la Asamblea de accionistas.


Desde el año 2003 la Compañía dentro de las estrategias de planeación tributaria viene depreciando sus activos fijos con vidas útiles fiscales diferentes a las contables, procedimiento igualmente aplicado en el año 2015 y adicionalmente para los principales activos operativos de la Central Sogamoso se aplicó depreciación acelerada por turnos adicionales.


El incremento en el año 2015 del gasto depreciación se explica porque en dicho año se incluye la correspondiente a los activos de la Central Sogamoso, que fueron activados en diciembre de 2014 con un valor de $4,0 billones de pesos (el valor de los activos en diciembre de 2014 sin Sogamoso era de $3,3 billones de pesos). En la Junta directiva de octubre del mismo año se presentó la estimación de esta estrategia y se aprobó la aplicación de la depreciación acelerada por turnos para los activos de Sogamoso. De acuerdo con lo anterior, tal decisión fue tomada por la Junta Directiva previamente al cambio de control y sin la certeza de que el mismo se realizara.


Para poder hacer uso de esta estrategia tributaria, el Artículo 130 del Estatuto Tributario establece que: “Los contribuyentes que en uso de las disposiciones pertinentes soliciten en su declaración de renta cuotas de depreciación que excedan el valor de las cuotas registradas en el estado de pérdidas y ganancias, deberán para que proceda la deducción sobre el mayor valor solicitado fiscalmente, destinar de las utilidades del respectivo año gravable como reserva no distribuible, una suma equivalente al setenta por ciento (70%) el mayor valor solicitado”.


Como consecuencia de lo anterior es obligatorio para Isagén, por mandato legal (Artículo 130 del Estatuto Tributario) realizar la reserva contra las utilidades del periodo. Es decir, de las utilidades netas del 2015 de $297.381 millones se deben disminuir el valor de la reserva del artículo 130 la suma de $296.617 millones, quedando $764 millones.