Economa

Natural gas vs. Gasoline: the user decides
Gas versus gasolina, decide el usuario
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
9 de Abril de 2016


Las razones para sustituir la gasolina por el gas natural tienen dos fundamentos.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Ya en Medellín existen varias estaciones exclusivas para gas vehicular.

Si es mejor usar un vehículo movido por gas o uno por gasolina, quizás es una polémica que nunca tenga respuesta a menos que se tenga un vehículo con los dos sistemas, y se disfrute de las ventajas de uno u otro según la situación. El hecho es que ambos tienen ventajas y desventajas. 


Explicó Oliverio García, presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), que para un carro de motor 1,4 litros circulando en ciudad, al utilizar gas como combustible se “tanquea” con 10 m3 del hidrocarburo, lo que cuesta $18.000 y alcanza a recorrer 160 km, lo que se traduce en $112,5 el km recorrido con gas. En modo gasolina se tanquea con $75.000 (diez galones) y se recorren 425 kms. Es decir, le cuesta $176,5 el km recorrido con gasolina.


De acuerdo con estas cifras la comparación del costo por km es $112,5 a gas contra $176,5 en modo gasolina, o un ahorro de 64 pesos por km recorrido. Así, según García, “un taxi que recorra 50.000 km al año, se ahorraría $3’250.000 en combustible si anduviera en modo gas, pero tiene una autonomía por tanqueada 62% menor que el vehículo a gasolina”.


Por su parte, la página web carroya.com explica otros aspectos a tomar en cuenta: la pérdida de potencia de un carro que es convertido a gas está entre el 4 y el 12%, variable que depende de la altura y del estado del motor. Como ventaja del gas, se menciona que ofrece mayor duración del aceite del motor y por ende mayor longevidad del bloque de este, ya que no se produce escurrimiento de gasolina al depósito de aceite.


Otra ventaja está en que el funcionamiento del motor es más suave que con gasolina, y por ende resulta menos ruidoso y molesto para los ocupantes del vehículo. Por otra parte, dado que es un combustible muy volátil, en caso de accidente y escape, el gas natural se disipa fácilmente en la atmósfera, también el tanque de almacenamiento en el vehículo es más fuerte y resistente a una colisión que un tanque de gasolina convencional. Además, al requerir revisiones periódicas de carácter obligatorio, se previenen accidentes. Lo mismo sucede con el resto de componentes del kit de conversión.


Por el lado de las desventajas, señala la web expomotor.com.co que el costo del sistema de conversión es alto, y financiarlo puede obligar a un mínimo de consumo anual con la empresa que se realice, también está el hecho de que el cilindro donde se almacena el gas es bastante grande, reduciendo así el espacio de almacenamiento del carro. Por lo cual si se tiene un carro pequeño, esta alternativa no será muy conveniente.



Cada vez ms eficiente

Eduardo Pizano de Narváez, presidente de Naturgas, señaló que la tecnología de quinta generación del sistema de conversión de los vehículos cada vez es más eficiente: “Ahora cuenta con un sistema de inyección secuencial para el GNV que suministra el volumen justo de gas a presión a cada cilindro en forma secuencial, un control electrónico para el consumo de combustible y una calibración controlada por computador que garantiza que el paso de gas a gasolina se hace de forma automática y no produce ningún traumatismo en el funcionamiento del motor”.


De igual manera los vehículos a gas natural hoy en día cuentan con el respaldo de fábrica; prueba de esto es que  actualmente existen más de 24 marcas reconocidas y más de 35 líneas de vehículos, que se comercializan con GNV y con garantía de fábrica.