Economía

“Cooperativa Consumo” would be definitely recovered in three months
Cooperativa Consumo estaría recuperada definitivamente en tres meses
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
9 de Abril de 2016


Para 2020 la cooperativa espera tener un 7% de participación en el mercado de retail de Antioquia, $162.000 millones en ventas y 25% de ellas a través de marcas propias.


Foto: Archivo El Mundo 

La estrategia de la cooperativa contempla el relanzamiento de los almacenes.

Luego de ser intervenida en septiembre del año pasado, ordenar sus cuentas, dar en pago inmuebles y vender activos improductivos con el fin de conseguir recursos para seguir operando, la Cooperativa Consumo podría estar recuperada en unos tres meses.


Así lo indicó su interventor o agente especial, Guillermo Arboleda, quien agregó: “Llevo dos meses y estoy pensando que la tendencia ya se quebró prácticamente” aunque precisó que la intervención oficialmente termina el 4 de enero de 2017. 


Según los números presentados por Arboleda, Consumo está viviendo otro momento en términos financieros. Hay una disminución de $12.000 millones en deudas, los inventarios pasaron de $10.000 a $4.500 millones, las deudas se redujeron de $37.000 a $25.000 millones en un año, y a los proveedores que se les debía $19.000 millones, hoy se les adeuda $8.500 millones y hay unos excedentes totales por $5.100 millones, “recuperando una línea de pérdidas de tres años consecutivos” y logrando una disminución de deuda “brutal”, complementó el agente especial.


Comentó Arboleda que las acciones para recuperar la cooperativa van orientadas en varias direcciones: “Uno, las desinversiones, otro empezar a hablar con proveedores para entregas en VMI (mercancías administradas por el proveedor), otro es el tema de disminución de inventarios, de disminución del número de referencias para participar de manera más efectiva en el negocio y replanteando el modelo comercial a través de disminución de áreas de ventas orientadas a lo convencional”.


Algunas de las acciones realizadas en 2015, además de la ingeniería propiamente comercial fue pagar las deudas con la Cooperativa Colanta con los inmuebles de Caucasia y Buenos Aires, la venta de lotes improductivos en Rionegro y la venta del inmueble de Niquía. Estas acciones se encaminaron a generar liquidez a la organización, para garantizar que el negocio siguiera marchando.


El agente especial explicó que hay un cambio de estrategia para la cooperativa, que incluye aumentar la venta de marcas propias, replantear las ventas a domicilio, las ventas al por mayor e incluso incursionar en el e-comerce. 


El otro aspecto trascendente es participar en el negocio inmobiliario. Al respecto precisó: “La venta de alimentos no se va a dejar nunca, pero se va a acompañar porque es un negocio muy competido y los márgenes son muy pequeños. Entonces, tenemos que migrar a que nuestros locales que tienen unas posiciones estructuralmente privilegiadas se puedan convertir también en negocios inmobiliarios, donde va a haber una combinación de los ingresos por alquiler de espacios y por venta de retail”, ejemplificó que se podrían: “Alquilar espacios o hacer un desarrollo inmobiliario, edificios con locales comerciales y con almacén anclado”.


Consultado sobre la preservación del empleo en la cooperativa, indicó: “Seguimos en esta línea de salvar la cooperativa, si seguimos en esta línea se salvará el empleo. El tema es que hay que ajustar los ingresos con los egresos. Tenemos que equilibrar los niveles, lo que quiere decir tener una estructura de egresos de acuerdo con una de ingresos. En eso estamos. A los empleados se les puede decir que emprendimos ya un modelo de gestión humana”.



Respaldo sector solidario

Uno de los aspectos destacados por el agente especial Guillermo Arboleda en la recuperación de Consumo fue “la solidaridad irrestricta del sector solidario”. Entre los que destacó a Colanta, que nunca dejó de despacharles productos y facilitó la disminución de un crédito de $5.500 millones que había con ellos.


En el mismo sentido se pronunció Oswaldo Gómez, gerente de la cooperativa financiera Confiar, quien destacó cómo al inicio de la intervención lograron algo impensable: “un crédito de más de $2.000 millones para apalancar al Consumo en un tiempo de ocho días es histórico, porque para nosotros tomar ese tipo de decisiones, más con entidades que tienen dificultades es sumamente complejo por normas de supervisión de la Superfinanciera. Pero hoy en esa acción demostramos que es muy importante respaldar a Consumo, y es el principio de una gran alianza que tiene que desarrollar el sector con esta cooperativa”.