Columnistas

Precisiones históricas necesarias V
Autor: José E. Mosquera
7 de Abril de 2016


Antioquia como estrategia política para la expansión de su frontera hacia el territorio chocoano desde el siglo XIX ha sostenido la tesis de límites dudosos con el Chocó.

Antioquia como estrategia política para la expansión de su frontera hacia el territorio chocoano desde el siglo XIX ha sostenido la tesis de límites dudosos con el Chocó. Ahora en el litigio sobre Bajirá, en sus alegatos parten de la conclusión: “La ley 13 que creó al departamento del Chocó en 1947, las leyes y decretos que la preceden no son claros para precisar sin ninguna duda los límites entre Antioquia y Chocó, en el sector de Belén de Bajirá”.


Ahora con nuevos ingredientes debido a que sus argumentos se sustentan en errores históricos protuberantes. Para los comisionados antioqueños “los conflictos comienzan con la expedición del decreto 1018 de 1887, sobre la creación del distrito de Pavarandocito, el cual precisa los límites entre Antioquia y la Intendencia del Chocó”. Un argumento falso dado que en 1887 no se había segregado el Chocó del Gran Cauca. Por lo tanto, no existía la Intendencia. Lo que hubo en aquel período fue que los departamentos de Antioquia y Cauca, nombraron comisiones para fijar deslindes fronterizos en la región, pero no hubo acuerdo, ni definiciones de límites entre los dos departamentos. 


Además, incurren en otro error en afirmar que la ley 17 de 1905, anexó a Antioquia la provincia de Urabá, hecho que no es cierto, en virtud de que, que dicha ley lo que anexó a Antioquia fue la banda oriental del Atrato, debido que para la fecha no existía la provincia de Urabá, la cual fue creada 6 años después.


Cuando el gobierno del presidente Ramón González Valencia (1909-1910), suprimió la última división política de Reyes, los límites vigentes entre Antioquia y Chocó, siguieron siendo los mismos que se tenían en 1905. Luego, Antioquia, con argucias políticas, logró la anexión de los territorios de Arquía y Ocaidó. La aprobación de la reforma constitucional de 1944 que eximió el Chocó de los requisitos para que pudiera ser departamento, fue el resultado de un proceso de negociaciones políticas con las bancadas de parlamentarios de Antioquia, Valle y Caldas. 


La creación del departamento del Chocó fue condicionada a no modificar los límites con los departamentos vecinos, una manera hábil de los congresistas antioqueños, caldenses y vallecaucanos de evitar que los chocoanos recuperaran los territorios segregados. 


De allí que los trazados de los límites del Chocó con Antioquia y Valle que se contemplan la ley 13 de 1947, fueron productos de negociaciones y candentes debates, tanto en la Cámara como el Senado y de estudios cartográficos rigurosos, elaborados por expertos de la oficina de Longitudes con las ayudas de especialistas contratados por los gobiernos del Chocó, Antioquia y Valle. 


Quien investigue y lea los debates de época en el Congreso de la República, concluirá que la tesis que esboza Antioquia de límites dudosos en la región carece de fundamentos técnicos serios.


Leyendo la proposición sustitutiva que firmaron 60 parlamentarios, el 27 de abril del 2009, orquestada por la bancada de congresistas antioqueños para negar la proposición del Informe de la Comisión Accidental del Senado que se nombró para dirimir el diferendo en 2007, la cual determinó que Bajirá pertenece al Chocó. Aquella proposición carece de argumentos de fondo, fue simplemente orquestada para impedir que se revolviera aquel indiviso en beneficio del Chocó. 


Se espera que ahora que el Igac, que determinó por segunda vez que Bajirá es del Chocó, el Senado ponga punto final a 16 años de incertidumbre ratificando la decisión del Igac. En conclusión, con estos cinco artículos he pretendido abrir un debate de fondo sobre cómo han sido los antecedentes históricos de los litigios de límites entre antioqueños y chocoanos en la región, más allá de las expresiones estigmatizadoras de una Antioquia rica y poderosa frente a un Chocó pobre y sin nada que ofrecer.