Mundo deportivo

Calm first stage
Primera etapa en calma
5 de Abril de 2016


Las primeras emociones de la Vuelta al País Vasco pueden aparecer hoy cuando los ciclistas afronten el final de la etapa en el ascenso a la Ermita de Garrastatxu, donde encontrarán una pared de cerca de tres kilómetros al 10 por ciento de desnivel


Foto: EFE 

Luis León Sánchez venció a Dani Navarro en un esprint cerrado. 

Redacción EFE-el Mundo


La Vuelta al País Vasco arrancó con victoria del español Luis León Sánchez (Astana) quien cazó a Dani Navarro (Cofidis) a 5 kilómetros de la meta y ambos decidieron regalar un buen esprint final que se definió a favor del corredor del Astana, mientras el pelotón principal ya les respiraba en la nuca. Fue un inicio cauteloso, pasado por lluvia pero  auspicioso en el inicio de la versión 54 de la carrera vasca. 


“El equipo ha trabajado muy bien y teníamos las ideas claras. Teníamos que arrancar y aguantar hasta el final para jugarnos entre nosotros la etapa. Teníamos que llegar. Finalmente fue un desenlace a mi favor, pero también felicito a Dani Navarro. Fuimos compañeros y amigos”, señaló el experimentado hombre del Astana. 


Miguel Ángel López fue el primer colombiano en cruzar la meta en el puesto 20, Nairo Quintana y Sergio Luis Henao también llegaron sin problemas en el lote que registró el mismo tiempo oficial del ganador.


Pese a lo reposado de la carrera que se cumplió entre Etxebarria y Markina-Xemein (144 kms.). La lluvia que estuvo presente en buena parte del recorrido y los movimientos de algunos favoritos brindaron algún matiz de emoción en la etapa. Alberto Contador (Tinkoff) fue el primer favorito en mostrarse, puso a trabajar a su equipo para controlar la fuga e incluso aceleró en la última subida, cuando apenas una docena de corredores le seguían el paso, hasta que pensó que era suficiente para esa etapa y frenó el paso.


Como en años anteriores a Nairo Quintana le pasó alguna factura el comienzo de la temporada europea, arrastra coletazos de una gripa pero espera estar completamente recuperado para la segunda jornada.


Quizás la decepción de la jornada corrió por cuenta de Simón Gerrans, quien apostó de frente por conseguir la victoria en los albores de la Vuelta, tal como acostumbra su equipo, el Orica Green Edge.


En la segunda etapa serán 174,2 kilómetros de recorrido entre la localidad vizcaína de Markina-Xememin y la alavesa de Barambio, cerca de Amurrio, con otros cuatro puertos anteriores por el camino, dos de Segunda y uno de Tercera. Será un buen escenario para que los favoritos muestren algunas armas, aunque todavía guarden lo mejor de sí. Nairo, Contador, Purito  e incluso Aru, quien ayer dosificó bastante, podrían empezar a mirarse de reojo de cara a la lucha por estar en lo más alto del podio este sábado 9 de abril.