Economía

TLC colombo israelí, abierto el debate
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
4 de Abril de 2016


El Acuerdo de Libre Comercio entre Israel y Colombia está dirigido únicamente a temas civiles y  estrictamente sobre economía bilateral. No tiene nada qué ver con política ni negociaciones con armas, según el Embajador israelí.


Foto: Cortesía 

En la Comisión Segunda se hace el inicio de debate en la ratificación de los tratados, pero el Gobierno es quien acuerda los TLC.

Los asistentes a la Audiencia Pública en la Comisión Segunda del Senado sobre el Acuerdo de Libre Comercio entre Israel y Colombia, en su gran mayoría, manifestaron su respaldo a la iniciativa por considerar que sería una gran oportunidad para el desarrollo económico del país.


Según Paola Holguín, senadora del Centro Democrático, si se ratifica el tratado las principales ventajas son que Colombia “tiene unas exportaciones a Israel que podrían incrementarse de manera significativa como sucedió con México y Mercosur, sobre todo en temas de exportación de carne y de productos agrícolas”. 


Además, en la parte agropecuaria y agroindustrial, Israel está muy avanzado y Colombia podría beneficiarse. Por ejemplo, respecto al agua, “ellos tienen unos sistemas de riego impresionantes, de producción agropecuaria con tecnología multiavanzada. También en el punto de inversión, porque se incluye otro acuerdo sobre la promoción y protección de esta”, agregó Holguín.


Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal y presidente del Senado, expresó la importancia de la firma porque traería más beneficios para la economía del país, como también para el sector manufacturero textilero y  del calzado.


Por su parte, Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, sostuvo que al ser economías complementarias, Colombia tiene posibilidades de llegar a ese mercado con algunos de sus productos a Israel, aunque por el momento la gran parte de exportaciones está concentrada en el carbón. Pero a través de un instrumento como el TLC con Israel, se podría diversificar los productos como la carne, confitería, galletería, entre otros, por lo que “se debería aprobar rápidamente este acuerdo”. 


Asimismo, el embajador de Israel, Marco Sermoneta, señaló que en el 2015 Israel importó unos US$1.100 millones en productos de carne, siendo el 48% con países de Mercosur y US$1,7 millones en frutas y vegetales. “Este tratado podría abrir también el mercado para Colombia”.


Como recomendación del Centro Democrático, la senadora Holguín indicó que faltaría mejorar en el aspecto de política pública gubernamental,  “para tener un país más competitivo que permita de verdad beneficiarse de estos mercados. Mientras no se avance en infraestructura, costo de energía, mayor desarrollo de puertos, va a ser difícil que podamos aprovechar lo suficiente”.


Finalmente, el Embajador israelí aseguró que se podría hacer grandes contribuciones al campo colombiano, agroindustria, al igual que con la aplicación de la tecnología de punta en los distritos de agua, en salud, respecto a la exportación de productos agrícolas, carne y flores.



Otras posiciones

El viceministro de Relaciones Exteriores; Francisco Echeverry, solicitó la aprobación del proyecto: “Tenemos que aprovechar la tecnología israelí y todas las posibilidades de cooperación para ayudar a los colombianos”.


Ángela María Guevara; directora de Asuntos Internacionales del Ministerio de Agricultura, sostuvo: “Tendríamos la oportunidad  de exportar los principales productos agrícolas, beneficiando a la población rural del país”. 


En contraste, mostraron su inconformidad el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, que por el tema ideológico y de principios objetó el tratado; y el representante de la Asociación de Vida Solidaria, Carlos Domínguez, quien manifestó que “no entendemos cómo en este TLC se pretende negociar con armas, cuando en estos momentos se está hablando de paz”.