Fútbol en el Mundo

Colombia recovered hope
Colombia recuperó la esperanza
Autor: Javier Ramirez
31 de Marzo de 2016


La Selección ocupa hoy la casilla del repechaje intercontinental, que será ante el primer clasificado de Oceanía.


Foto: EFE 

Pintura de gol. Obra de Carlos Bacca ante Ecuador. El arquero Alexánder Domínguez observa sin poder hacer nada para evitarlo.

El balance para Colombia en la doble jornada eliminatoria fue más que positivo. Si se ajusta a la practicidad del fútbol moderno, en la que “lo más importante es ganar”, sumó los seis puntos que había presupuestado para recuperar terreno en el ondeado camino que había iniciado hacia el Mundial de Rusia 2018. Y si se abraza a la manera de los “románticos”, que defienden la forma, mejor aún, porque ante el entonces líder la Selección mostró, tal vez, su mejor versión colectiva en la era Pékerman.


“En este negocio de la Eliminatoria lo importante es ganar, esto se hace para ver quién hace más puntos y los que alcancen los primeros cinco son los que van a ir al Mundial”, dijo el Maestro Óscar Washington Tabárez, seleccionador de Uruguay, para justificar el estrecho 1-0 con que vencieron a Perú.


“Esto es para clasificar y es parte de la historia de la Copa Rusia 2018”, apuntó sin hacer referencia al juego, sólo al resultado. Y desde ese punto de vista, Colombia y Argentina fueron las más beneficiadas de la doble jornada premundialista, porque fueron las únicas que sumaron los seis puntos. Sin desconocer el valor de los cuatro que consiguió Uruguay, empate ante Brasil y triunfo con Perú, resultados que hoy lo muestran como líder de la liguilla suramericana.


Pero más allá, el juego de Colombia renovó la esperanza. El superlativo nivel de James Rodríguez, Carlos Bacca y Juan Guillermo Cuadrado estimuló el buen desempeño del resto del grupo, especialmente de los nuevos aportes, Óscar Murillo, Farid Díaz, Sebastián Pérez y el mismo Marlos Moreno, quienes encajaron perfectamente en el engranaje de un conjunto con una larga huella de trabajo, sin olvidar a Daniel Torres y Edwin Cardona.


Un rendimiento que a la vez se convierte en moraleja para los técnicos de fútbol, y más concretamente para los seleccionadores: “el fútbol es el hoy y el presente”, y en ese sentido siempre será mejor convocar a los de mejor momento, como ocurrió esta vez en una Selección que dejó por fuera, como debía ser, a varios de los constantes en anteriores convocatorias pero que hoy no gozan de un buen presente.


Y por eso tiene especial sentido la declaración del seleccionador José Pékerman, cuando observó que en esta Eliminatoria “es muy importante tener regularidad” y que de ahora en adelante el equipo “debería crecer partido a partido”, si es que los jugadores pueden mantener ese nivel.