Economía

Vélez received a cement company and leaves a transnational
Vélez recibió una cementera y deja una trasnacional
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
31 de Marzo de 2016


A pesar de una gestión exitosa, el presidente del Grupo Argos se retira en cumplimiento de “principios vigentes en nuestro Código de Buen Gobierno”, según explicó la presidente de la Junta Directiva, Rosario Córdoba.


Foto: Cortesía 

Cementos Argos tiene presencia en los Estados Unidos, donde es el tercer productor de concreto.

El presidente saliente del Grupo Argos, José Alberto Vélez, recibió en 2003 una empresa centrada en producir cemento y trece años después deja una holding (o grupo de empresas) que además del cemento, tiene inversiones en energía e infraestructura en distintas modalidades, no sólo en Colombia sino en Centroamérica y Estados Unidos.


Así lo reconoció en sus palabras de agradecimiento Rosario Córdoba, presidente de la Junta Directiva del Grupo, quien coincidió con los accionistas de la empresa presentes en su Asamblea Anual, quienes despidieron al ingeniero con un sonoro y dilatado aplauso.


El Grupo concluyó un “difícil 2015” como lo calificó Vélez, con ingresos por $12,6 billones, lo que representó un crecimiento de 38% frente al año pasado, un Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de $2,6 billones, superior en 19% respecto a 2014, activos por $41,8 billones, 22% por encima del año anterior, así como un patrimonio que subió 12% hasta alcanzar los $22,9 billones.


Sin embargo, sus pasivos llegaron a $18,9 billones, 36% más de lo que fueron en 2014, y en el mismo signo su utilidad neta fue $371.801 millones, 28,8% inferior a la del año precedente cuando llegó a $521.000 millones.


Las utilidades a repartir entre las 818’452.657 acciones serán $287 por acción, que se pagarán en cuatro cuotas trimestrales a partir de abril de 2016.


Según explicó Vélez en su informe, la disminución de las utilidades se debe al impacto del Impuesto al Patrimonio, al aumento de una parte de la deuda al estar atada al IPC que aumentó significativamente el año anterior, al incremento de los costos de financiación asociados a la adquisición de una planta cementera en el estado de Florida por Cementos Argos, la compra de los activos de generación de energía en Costa Rica y Panamá por Celsia, y la adquisición de la mayoría accionaria de Odinsa por parte del Grupo.


Explicó también que la caída en el precio del petróleo el año pasado -que frenó el crecimiento económico- también afectó a la Bolsa de Valores de Colombia. Por ello, “a pesar de los buenos resultados reportados, las acciones ordinarias presentaron un decrecimiento del 18,2%, y las preferenciales un 28,8%”.


Alvaro Villa, accionista del Grupo Argos por más de 20 años, al ser consultado sobre los resultados comunicados en la Asamblea, señaló: “Espectacular. Un crecimiento increíble, cada vez consolidándose más como una compañía en el ámbito internacional. Excelente”. En el mismo sentido se pronunció Ramón Franco, accionista desde hace aproximadamente quince años: “El balance estuvo muy positivo. Después de un año tan difícil, tener unos resultados positivos es una labor encomiable”.



Negocios representativos

Entre las expansiones del Grupo Argos, está la lograda por su negocio de cemento. Cementos Argos se ha posicionado como el tercer productor más grande de concreto en Estados Unidos así como el segundo más grande de cemento en el sureste de ese país.


Celsia, su compañía dedicada a la energía, tiene presencia en seis departamentos del país, en Panamá y Costa Rica, para una generación total de 7.752GWh. 


Odinsa, empresa dedicada a las concesiones viales y aeroportuarias, está presente en seis países, mientras que Compas, en la misma área de negocios, está en tres naciones.


Por su parte, Pactia y Situm, dedicadas al sector inmobiliario y de desarrollo urbano, se encuentran en Colombia y Panamá.