Economía

Colombian economy descends softly
Economía colombiana desciende suavemente
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
23 de Marzo de 2016


El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reciente visita a Colombia revisó su previsión de crecimiento a 2,5% para este año, que en su opinión, ayudará a sentar las bases para un crecimiento más acelerado a mediano plazo.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Las obras de infraestructura contribuirán al crecimiento económico este año.

El llamado déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos, es decir, que sea mayor lo que el país gasta en compras en el exterior en comparación con lo que se invierte o gana el país desde afuera se redujo en 2015 un poco, menos de US$700 millones con relación al año anterior, apenas un 3,7% en relación a los US$19.593 millones que representó en 2014, una tendencia que se espera continúe y evidencia el “aterrizaje suave” en el que está entrando la economía colombiana.


La firma Credicorp Capital en un análisis señala que dadas esas cifras continúan esperando un ajuste en el déficit para permanecer este año en medio de un menor dinamismo de la demanda interna y una estabilización de los precios del petróleo a un nivel más alto. 


Esa reducción del déficit la pronostica Citibank por debajo de US$15.800 millones, lo que en opinión del jefe de investigaciones económicas de esa entidad, Munir Jalil, va en línea con la estrategia que en su opinión está siguiendo el Gobierno que es la “desaceleración suave, de a poquito, sin afanes”.


Explica el economista que dado que ese déficit debe financiarse (pagarse), no es bueno estarlo repitiendo todos los años, y hay dos mecanismos para corregirlo: Depreciación del tipo de cambio, para desestimular las importaciones, y la otra es crecer un poquito menos, “y esa sí es dura, pero si yo crezco menos demando menos de todas partes del mundo, creo que eso es lo que deberíamos seguir observando este año para que ese déficit se disminuya” comenta. 


Recuerda Jalil, que en otros países  y en la misma Colombia a finales de 1999 hubo un ajuste muy brusco en cuenta corriente, “el mundo dejó de financiarnos y significó -4,5% de crecimiento ese año, y obviamente se quiere evitar eso”. 


Ejemplifica que el año pasado hubo crecimiento de 3,1%, este año Citibank lo calcula en 2,4% el Banco de la República está esperando 2,7% y el FMI lo acaba de recalcular en 2,5%. Pero enfatiza Jalil: “No estamos hablando de crecimiento cero o negativo, como sea se necesita una desaceleración. Estás gastando lo que no tenés, si no le funciona a uno en la casa mucho menos le va a funcionar a un país”.