Mundo deportivo

Vivas, qualified outside the ring
Vivas, clasificado fuera del ring
Autor: Redacción EL MUNDO
19 de Marzo de 2016


El boxeo sigue dándole alegrías olímpicas a Colombia. El antioqueño Vivas se suma a los ya clasificados en esta disciplina Yuberjen Martínez, en los 49 kilogramos, e Ingrit Valencia, en los 51.


Foto: EFE 

Jorge Luis Vivas (izquierda) lleva aproximadamente doce años de su vida dedicado al boxeo.

Redacción


El boxeador antioqueño Jorge Luis Vivas Palacios alcanzó el cupo número 97 de Colombia a los Juegos Olímpicos Río 2016 sin necesidad de subir al ring en el torneo Preolímpico que se celebra en Buenos Aires, Argentina.


Jorge Luis debía haber peleado en la mañana de ayer con el ecuatoriano Mario Javier Delgado por la medalla de bronce de la división de los 75 kilogramos y la casilla para los Olímpicos, pero su rival no se presentó al examen médico reglamentario, razón por la cual el colombiano fue declarado ganador del combate.


Recompensas a su disciplina


Jorge Luis Vivas Palacios nació en Turbo y creció en Carepa, Antioquia. A los 14 años empezó su inclinación por el boxeo con el técnico Darío Sepúlveda, en el Colegio Adventista.


Vivas comenzó sus participaciones en el 2004, cuando acudió al primer torneo departamental, en Santa Fe de Antioquia, en el cual obtuvo su primera medalla de plata y, según él, “la motivación para seguir puliendo mis ataques y movimientos”.


Entonces fue llamado por el técnico Abelardo Parra, para que entrenara en el Centro de Desarrollo Deportivo y fuera su apoyo. Al año siguiente (2005), participó en el Campeonato Nacional de Boxeo y obtuvo medalla de bronce. En el 2006 alcanzó el título departamental.


En el 2009, Vivas comenzó el proceso en la preselección nacional, al mando de Jesús Martínez. Desde entonces demostró disciplina, esfuerzo y dedicación en sus entrenamientos, hasta que en el 2011 participó por Colombia en un torneo celebrado en Cuba.


A partir de ahí, Jorge Luis empezó a frecuentar los equipos nacionales en los torneos más importantes a los cuales acudía la federación. Igualmente en los certámenes del ciclo olímpico, como los Juegos Bolivarianos Trujillo 2013, en los cuales obtuvo medalla de oro; en los Juegos Suramericanos Santiago 2014 fue acreedor de la presea de plata; en los Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, y en 2015, obtuvo plata en los Juegos Panamericanos de Toronto.


“Esta experiencia, fue indescriptible por muchos motivos: la magnitud del evento, en un país tan bello; la posibilidad de medir nivel con los mejores del continente, y, lo mejor: que por primera vez en la historia, dos deportistas de Urabá estábamos en el podio: mi compañero y amigo Deivis Julio Blanco, quien fue medalla de plata en los 91 kg, y yo”, expresó Vivas.



Místico y responsable

Jorge Luis Vivas confesó ser una persona “mística, responsable y muy cercano a mi familia. Soy creyente y aunque no he tenido cosas en abundancia no me ha faltado nada. Ahora soy cabeza de hogar, respondo por mi madre, mi pareja y mis dos hijos. Sin lugar a dudas hay momentos difíciles, pero con la fe en Dios, todo sale adelante a su voluntad. Creo que la vida me golpea un poco, cuando tengo que dejar mi casa y concentrarme fuera de ella. Mi mamá es lo más importante en mi vida, es mi motor. Su apoyo incondicional me ha servido mucho. Gracias a ella he podido llegar a donde estoy”.


El año pasado Vivas fue escogido por la Federación Colombiana de Boxeo, como el mejor pegador del año, y recibió el Premio Altius entregado por el Comité Olímpico Colombiano.


“La Federación se inclinó por mí, debido al oro obtenido en los Juegos Nacionales, el resultado en los Panamericanos y la dificultad de las peleas que enfrenté. Me siento muy contento de haber hecho parte de la ceremonia y me llena de motivación para mantenerme como el mejor del país”, confesó.