Mundo deportivo

Isabella, the great two-time champion
Isabella, la gran bicampeona
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
14 de Marzo de 2016


Atletas profesionales, aficionados y personas en situación de discapacidad se divirtieron, disfrutaron y gozaron en la carrera de tres y diez kilómetros, apoyando de esta forma la inclusión de las personas discapacitadas en los eventos de ciudad.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Isabella Martínez ha participado con su padre en tres ediciones de la carrera.

Con la carrera recreativa Corre Por Amor, disputada ayer en la ciudad de Medellín, quedó demostrado que cuando se tienen ganas, amor y espíritu de superación no hay límites. Así lo ratificó la pequeña Isabella Martínez Saucedo, quien igual que lo hizo el año pasado, cruzó la línea de meta en primer lugar, convirtiéndose en la gran bicampeona de esta carrera, que busca incluir a las personas en situación de discapacidad en los eventos de ciudad.


Desde antes de empezar la carrera, la ilusión, motivación y ganas de competir era lo que más reflejaba la pequeña Isabella, quien tenía un sólo objetivo para esta nueva edición de la ya tradicional carrera. “Me gusta esta carrera, me gusta correr con mi papá. Quería llegar primera otra vez”, expresó la alegre y avispada niña de sólo 5 años, quien durante el recorrido de los tres kilómetros sólo le decía a su padre “que había que ganar”.


Isabella lleva aproximadamente seis años perteneciendo a la Fundación Mónica Uribe Por Amor, allí esta pequeña es feliz porque “comparto con otros niños, estudiamos, hacemos tareas, aprendemos las letras, los números, las formas y muchas otras cosas”.


Carmenza Morales y Ricardo Cardeño, ganadores de los 10K.


Por su discapacidad física, conocida como espina bífida, esta pequeña nunca está sola. En las ediciones que ha competido siempre ha estado acompañada por su familia, pero es su padre, el señor Jader Martínez Zambrano, quien ha sido su guía durante el recorrido de las carreras.


En la quinta edición, disputada ayer, Jader Martínez volvió a correr por amor a su hija y con las mismas ganas que tuvo el año pasado, entregó todo para cruzar la meta con su hija en primer lugar, aunque reconoció que no fue fácil, que “este año fue más duro, porque habían más personas con capacidad para competir”, y desde ya se trazó como meta ir por la tercera victoria: “Si Dios lo permite el próximo año vamos otra vez por la victoria”.


Los élite también corrieron “Por Amor”


Con el fin de apoyar la bonita obra que hace la Fundación con las personas en situación de discapacidad y de acompañar este evento para que ellos se sintieran más respaldados e incluidos en este tipo de eventos, algunos deportistas élite se vincularon a la carrera.


Uno de ellos fue Ricardo Cardeño, quien en compañía de su esposa Carmenza Morales, llegó a la estación Estadio del metro para participar de la carrera. “Me encanta estar apoyando todas estas obras benéficas. Me parece espectacular que en la ciudad se organicen eventos deportivos, de familia, para apoyar estar fundaciones. Siempre que haya eventos de este tipo ahí estaremos, desde que lo podamos hacer”, expresó Cardeño, quien fue el ganador de los 10K varones.




Se cumplió la expectativa

Sonia Uribe López, directora de la Fundación Mónica Uribe Por Amor, expresó ayer su satisfacción por la acogida que tuvo esta nueva edición de la carrera y aseguró que “estamos muy satisfechos porque se cumplieron las expectativas. Cada día participan más las personas y la idea es que no sólo vengan personas con discapacidad o deportistas, sino que también venga toda la familia”.


Según la directora de la Fundación, el objetivo “se cumplió. La ciudad de Medellín respondió y logramos hacer una carrera muy bonita. Quedamos muy motivados para la edición del próximo año”.