Economía

With new discoveries, gas reserves are ensured
Con nuevos hallazgos se aseguran reservas de gas
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
14 de Marzo de 2016


La empresa Canacol señaló que una vez finalizada la etapa de pruebas en su campo Clarinete, en todas las áreas del reservorio donde se haya identificado la presencia de gas se perforará y pondrá en producción de forma permanente.


Foto: Cortesía 

La nueva producción sustituirá la de los campos en declinación ubicados en La Guajira.

Quizás la información pasó por debajo de la mesa por el lenguaje enrevesado del comunicado de la empresa, pero el hecho cierto es que la confirmación de la petrolera Canacol en su pozo Oboe-1 de que está ante un campo ubicado en Sucre, con la capacidad de producir 66 billones de pies cúbicos diarios, constituye una importante noticia, ya que se traduce en nuevas reservas del hidrocarburo, que permiten compensar la caída de los viejos campos de la Guajira.


Así lo explica el presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), Eduardo Pizano, quien señala que se trata de la tercera prueba del pozo Oboe1. Precisa el directivo: “En la primera hallaron unos 25 Mmscfpd (Millones de piés cúbicos de gas por día según sus siglas en inglés), luego otros 25 y ahora la tercera prueba indica que el pozo puede producir 66 Mmscfpd”.


“Después de Chuchupa-Ballenas y de Cupiagua, quedaría siendo el campo más grande de Colombia, la producción más grande”, enfatiza Pizano. 


Agrega: “Son muy importantes esos hallazgos y obviamente hay que concluirlos en un desarrollo porque eso es lo que va a acabar sustituyendo una producción que antes existía”.


Pizano hace un recuento: “Colombia históricamente vivió de dos campos que eran: Campos de Chuchupa-Ballenas en La Guajira y de Cupiagua, en los llanos orientales de Cusiana. Entonces, dado que la producción de La Guajira está empezando a caer, la idea es que los campos de Canacol entren a reforzar y sustituir esa producción”. Y enfatiza: “Eso tiene una importancia muy grande para el país porque le consolida, le mantiene unas reservas y sobre todo le mantiene una capacidad de producción de gas que le permite atender el mercado colombiano sin ningún problema”.


Comenta el presidente de Naturgas que la producción de ese campo todavía hay que desarrollarla mediante inversiones, y entraría a sumarse al resto de bloques que tiene Canacol en producción, conformada por: Clarinete 1 y Clarinete 2 que producen 70 Mmscfpd en conjunto, ubicados en el Bloque Magdalena 5 y los pozos Nelson y Palmer (bloque Esperanza) que producen 70 y 15 Mmscfpd respectivamente, lo que daría un gran total de 221 millones de pies cúbicos diarios.


“Tenemos siete años de reservas de gas. Molécula de gas que vamos consumiendo hay que ir reemplazándola. Sobre todo es muy importante también mantener una capacidad de producción que permita atender el mercado. Vas aumentando la capacidad de producción y paralelamente vas estirando en el tiempo las reservas”, concluye Pizano.



¿Y cuándo se usará ese gas?

Aunque se descubrió ese gran campo gasífero en Magdalena, hace falta conectar esa producción con el Sistema Nacional de Transporte conformado por un conjunto de gasoductos. 


El presidente de Naturgas, Eduardo Pizano, espera que esto se haga en dos o tres años. 


“¿Qué viene?” se pregunta Pizano y explica que inicialmente desde Sincelejo (donde está ubicado Oboe-1) a Cartagena, la capacidad de transporte que había era de 60 millones de pies cúbicos diarios. Se está terminando en este momento la suscripción de un gasoducto que tendría 115 adicionales. Gracias al descubrimiento de estos pozos más unas zonas cercanas que tienen las empresas Pacific Rubiales y Hocol, la idea es construir un nuevo gasoducto de 180 millones de pies cúbicos. “Todo esto va a entrar al sistema nacional de transporte, que debe llevar el gas hacia Cartagena, y desde ahí al interior del país”, agrega el directivo.