Mundo deportivo

Radiant!
¡Radiantes!
Autor: Redacción EL MUNDO
4 de Marzo de 2016


Con los nuevos cupos, el Comité Olímpico Colombiano se acerca cada vez más a la meta de superar en los Juegos de Río de Janeiro los 104 logrados hace cuatro años para Londres 2012.


Foto: EFE 

Mónica Sarai Arango y Estefanía Álvarez llevan por primera vez el nado sincronizado colombiano a unos Juegos Olímpicos. Con ellas, Colombia tiene ya 79 cupos seguros a Olímpicos.

En ese logro están concentrados el esfuerzo, el sacrificio, la disciplina y la constancia de las deportistas; la dedicación de su entrenadora Paula Andrea García, y la firmeza y el empeño de la Liga de Natación de Antioquia. Un trabajo unido y fortalecido que, después de tres años dio sus frutos.


Lo legalizaron Mónica Sarai Arango y Estefanía Álvarez, el dueto de nado sincronizado que ayer logró dos cupos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.


“No hemos caído, no nos la creemos todavía. Estamos supremamente emocionadas. Es histórico clasificar a unos Juegos, pero lo es aún más clasificar en la primera ronda, entonces estamos súper contentas y le agradecemos a todos los que nos han apoyado, los que han creído en nosotras. Aquí estamos, con el sueño cumplido”, dijo Mónica Arango desde la sede de la competencia.


Las antioqueñas se ubicaron undécimas en la final del Campeonato Preolímpico que se cumple en Río de Janeiro y que otorgó doce cupos para parejas, luego de las modalidades de dueto técnico y dueto libre.


Junto a Colombia clasificaron, en su orden, España, Italia, Francia, Grecia, México, Austria, EE.UU., Suiza, República Checa, Kazajistán y por detrás de Colombia, Israel.


“Es un orgullo muy grande, el fruto de mucho trabajo que nos demuestra que sí se puede”, apuntó a su vez Jessica Grajales, la suplente del equipo y quien aún no entiende por qué no pudo estar en Río junto a sus compañeras de trabajo.


La primera jornada del miércoles permitió a las colombianas Estefanía y Mónica cumplir con la rutina técnica, que las ubicó en la casilla 11 de la general con un puntaje de 79,53, y este jueves completaron la clasificación al registrar 81,033 en la rutina libre, que las dejó en ese undécimo lugar.


“Hace tres años venimos trabajando en este ciclo y el proceso de evolución ha sido muy grande, porque las reglas del nado sincronizado han cambiado mucho, las rutinas tienen muchísima más dificultad y velocidad, y a medida de esos cambios hemos avanzado nosotras”, opinó Jessica a quien le tocó quedarse en Medellín porque supuestamente “no se podían llevar reservas, pero luego nos dimos cuenta que sí, en las inscripciones el 80% de los países tenía suplentes”.


La estudiante de Ingeniería Agropecuaria en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, bailarina y modelo, recordó que “la meta cuando se inició este proceso era Río 2016. Lo teníamos en mente desde que iniciamos, así que esta es una meta cumplida”.


Y es que la natación sigue aportando clasificados a Olímpicos en sus diferentes modalidades. Luego de las conseguidas la semana pasada en clavados con los también antioqueños Sebastián Morales, Sebastián Villa y Víctor Ortega, ayer se inscribió por primera vez el nado sincronizado.


Con estos dos nuevos cupos, son seis los que aporta la natación antioqueña a Río 2016, porque también está Jorge Mario la Trucha Murillo, en carreras.



Los doce países clasificados