Columnistas


¿Guerra o narcotráfico?
Autor: Hernán Cárdenas Lince
27 de Febrero de 2016


Me siguen insistiendo para que nuevamente trate el tema que se refiere al origen que hizo posible que los guerrilleros de las Farc y del Eln pudieran comprar todas esas armas. ¿Quién se las vendió y cómo obtuvieron el dinero para pagarlas?.

Me siguen insistiendo para que nuevamente trate el tema que se refiere al origen que hizo posible que los guerrilleros de las Farc y del Eln pudieran comprar todas esas armas. ¿Quién se las vendió y cómo obtuvieron el dinero para pagarlas?.


Sería muy útil e interesante que Humberto de la Calle, representante del Gobierno en La Habana nos explicara algo concreto y cuantitativo sobre los arsenales de la guerrilla, los que han sido adquiridos con enormes capitales. Nuestra inteligente Ministra de Relaciones Exteriores debería indagar para conocer concretamente qué países le han vendido armas a los guerrilleros colombianos. Queremos también saber cómo es posible que los países que fabrican armas permiten que sean vendidas a grupos ilegales que recolectan el dinero con el sucio narcotráfico.


Si los acuerdos de paz de La Habana no tratan estos temas los colombianos estaríamos callando una catastrófica situación que haría posible que tales casos sucedan en muchos otros países.


Los altos organismos internacionales deberían controlar para que nunca se dé la venta de armas a organismos totalmente ilegales. Cómo es posible que entidades internacionales como la ONU y la OEA ignoren horrorosos hechos que diariamente dejan cientos de muertos. Es una realidad que el negocio de la cocaína y los secuestros financian nuestros conflictos bélicos, temas que deberían ser tratados en profundidad para que no se repitan más.


Sería muy interesante valorar con precisión cuánto dinero han usado los líderes guerrilleros en comprar armas y municiones, lo que a su vez representaría beneficios para el manejo de nuestra economía y fijaría el dólar en precios justos para toda la sociedad.


Sobre estos serios temas hay que pensar y reflexionar cómo históricamente hace unos 50 años Rusia era la guía y la potencia mundial de izquierda al mismo tiempo que se pronosticaba que allí se daba el norte mundial de la política y se aseguraba que allí se dirigiría el proceso mundial. Pero la realidad actual ha cambiado totalmente la orientación y el futuro de nuestro planeta.