Fútbol en el Mundo

There is work to be done
Hay trabajo por hacer
23 de Febrero de 2016


Colombia disputará el partido inaugural de la Copa América el 3 de junio ante el local Estados Unidos, en Santa Clara (California), y al día siguiente jugarán Costa Rica y Paraguay en Orlando (Florida).


Foto: EFE 

Los seleccionadores Bolillo Gómez y José Pékerman, quienes ya dirigieron a Colombia en Mundiales y Copas América, se encontrarán en un evento especial, la Copa Centenario.

EFE


El seleccionador de Colombia, José Pékerman, vaticinó una Copa América Centenario “muy pareja” y reconoció que su equipo tiene mucho trabajo por delante.


“Las expectativas son muchas, pero también hay mucho por trabajar, porque el calendario es muy apretado”, dijo Pékerman a los periodistas tras el sorteo de la competición en Nueva York, en el que Colombia quedó encuadrada en el grupo A, junto a Estados Unidos, Costa Rica y Paraguay.


El técnico argentino no quiso adelantar sus planes para este torneo y recordó que Colombia ha tenido dificultades para lograr continuidad en los últimos tiempos.


“Si analizan la nómina que jugó la Copa del Mundo a la que después juega la Copa América... Quizá (Colombia) es la de mayor número de jugadores que han cambiado. Esto requiere de una ambientación, de una continuidad que nos está faltando”, dijo.


De cara a la Copa Centenario, que se jugará del 3 al 26 de junio en diez ciudades de los cuatro puntos cardinales de Estados Unidos, Pékerman consideró que hay que tener “mucho respeto” por todos los equipos y recordó que en Suramérica siempre ha habido una gran “paridad”, a la que en este caso hay que sumar a equipos de la Concacaf que “han tenido un gran crecimiento”.


“Ya no es sorpresa que los equipos caribeños también den pelea, ni hablar de Costa Rica, México o Estados Unidos. Va a ser muy pareja”, señaló.


Preguntado por la situación del delantero Radamel Falcao, Pékerman deseó que pueda recuperarse de su última lesión y dijo que “si no está bien es muy difícil que adquiera un nivel competitivo” importante.


Sin embargo, subrayó que no hay que pensar en individualidades y recordó que Colombia tiene muchos jugadores que deben mantener la “regularidad que estamos necesitando”.


También destacó el “excelente” nivel que está mostrando Carlos Bacca y cómo siempre ha ido avanzando hasta llegar a “uno de los mejores equipos del mundo como es el Milán”.


“Me satisface plenamente y nos ilusiona que eso lo pueda transmitir a nuestra selección”, dijo sobre el delantero.


En cuanto a la marcha de varios jugadores colombianos al fútbol chino, Pékerman reconoció que ello añade “una dificultad” para el combinado nacional, dados los largos viajes y los pocos días de ambientación con los que contarán esos futbolistas.


Será entonces la Copa Centenario otra prueba, no sólo para Colombia sino para todos los seleccionados. Y lo será desde el primer día, porque el sorteo, celebrado el domingo en un antiguo teatro de ópera de Nueva York, en el centro de Manhattan, deparó una primera fecha de lujo en cada grupo: Argentina-Chile, México-Uruguay, Brasil-Ecuador  y Estados Unidos-Colombia.


Para alquilar balcón.




Quedaron satisfechos

Los seleccionadores colombianos Juan Carlos Osorio y Hernán Bolillo Gómez, al frente de México y Panamá, respectivamente, se declararon “satisfechos” con los grupos que les correspondieron en el sorteo de Copa América.


“Quedamos muy satisfechos con el grupo, pensamos que es una buena combinación”, dijo Osorio al referirse a los rivales que enfrentará México en la primera fase: Uruguay, Jamaica y Venezuela.


“Uruguay es muy bueno en el fútbol aéreo y en la pelota parada con goleadores de élite; Venezuela un rival muy técnico y Jamaica un equipo muy atlético, fuerte, rápido. Va a ser un muy buen reto para nosotros, vamos a medir nuestra capacidad y esperemos que tengamos un muy buen torneo”, añadió.


Por su parte, Bolillo Gómez destacó la oportunidad de jugar con algunos de los “mejores equipos del mundo” como Argentina y Chile.


Sin embargo, recordó que Panamá “es un equipo fuerte, atento, ordenado, concentrado en su trabajo” y que aspira a hacer lo mejor posible.


Preguntado por si ve su grupo como el de “la muerte”, Gómez bromeó diciendo que “todos son de la muerte, porque se mueren dos”.