Economía

Ecopetrol will tighten its belt more
Ecopetrol se apretará más el cinturón
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
17 de Febrero de 2016


Las medidas que anunció Ecopetrol fortalecen las métricas financieras y buscan preservar el grado de inversión. En el escenario actual, se estima que en 2016 la relación deuda/Ebitda podría fluctuar entre 3,8.


Foto: Cortesía 

Las cifras de ahorro podrían variar según el escenario de precios, cambios en el plan de inversiones y resultados del programa de desinversiones.

Ecopetrol presentó ante la Superintendencia Financiera de Colombia otra serie de medidas que buscan ahorrar $1,6 billones este año, con el fin de enfrentar la coyuntura actual de precios del crudo.


Ante el desafiante escenario de precios observado desde inicio de 2016, esta compañía anunció que su casa matriz se fijó el reto de ahorrar lo que sería aproximadamente unos US$417 millones adicionales a lo largo del presente año.


Todo esto a raíz de que la industria continuó en un entorno complejo dados los menores precios del crudo y los consecuentes ajustes en inversiones, costos y gastos, observados en las empresas de petróleo y gas, la misma situación que ya había advertido Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol.


De acuerdo con un informe de prensa, durante 2015 la petrolera colombiana alcanzó las metas de ahorro que se había propuesto como grupo empresarial y que fueron de $2,8 billones, que equivale a unos US$824 millones, de los cuales $2,2 billones (unos US$647,5 millones) correspondieron a la casa matriz Ecopetrol S.A. Para lograrlo, la empresa adoptó un nuevo paquete de medidas de austeridad y eficiencia para optimizar la caja y reducir costos en todos los procesos.


Medidas para 2016


Como parte de las medidas para 2016, la compañía congelará en un 50% el presupuesto de gastos operativos de todas las áreas, además de la planta de personal, excepto en los casos críticos indispensables para la operación.


Asimismo, la petrolera se reorganizará internamente para asumir la operación de los campos Rubiales y Cusiana, que tendrá lugar en lo que resta del año. Ecopetrol también adoptará un nuevo modelo de gestión de contratos, las denominadas gestorías técnicas y administrativas, que antes se realizaban a través de contratistas. Estas labores serán ejercidas por personal directo de la compañía, lo que reduce costos e implica reorganizar tareas y trasladar funcionarios entre áreas y sitios de operación. Como parte de esas medidas, la compañía busca disminuir el presupuesto de viajes a lo estrictamente necesario para garantizar la operación. Además, se eliminará la contratación de consultorías y servicios profesionales que no sean requeridos. 


También se recortará a la tercera parte la inversión en publicidad y patrocinios, esto significa pasar de $9.000 millones en 2015 a $3.350 millones en 2016. Se adoptará una política de choque en el uso eficiente de los inventarios, ya que la compra de materiales o repuestos se autoriza sólo cuando no haya disponibilidad o sustitutos en las bodegas de Ecopetrol o sus filiales. En otras medidas, se priorizará la negociación de actividades con compañías del grupo, antes que con terceros, siempre que sea en condiciones iguales o mejores que las del mercado. En el periodo de 2016-2017, se prevé recaudar entre US$400 millones y US$900 millones con el plan de desinversiones de activos no estratégicos y la dilución de participaciones accionarias. La ejecución del plan de inversiones de 2016 estará en función de la evolución del precio internacional del petróleo. Cada inversión se analizará bajo un riguroso proceso de asignación de capital, con criterios de valor y generación de caja.


En 2015 Ecopetrol obtuvo financiación por US$3.425 millones y para 2016 la petrolera ajustó sus necesidades de financiamiento a un rango entre US$1.500 millones y US$1.900 millones.



Otras medidas

En diciembre de 2015, Ecopetrol también anunció medidas adicionales para lograr mayores ahorros y eficiencias con el objetivo de proteger el empleo y enfrentar el descenso de la cotización internacional del petróleo, como la reducción del costo del servicio de transporte de los vicepresidentes, directores y otros altos directivos, eliminación del transporte privado de helicópteros que no sea indispensable, y renegociación de tarifas, cambio de servicios aéreos privados por aviación comercial, renegociación de licencias informáticas, modificación del subsidio de parqueadero en los edificios de Bogotá que pasa del 100% al 50% del costo y aprovechar las herramientas informáticas para reducir desplazamientos.