Nacional

Valle del Cauca and Cesar suffer more the armed standstill
Valle del Cauca y Cesar sufren más el paro armado
17 de Febrero de 2016


Tres policías muertos y 35 actos violentos se han registrado durante el paro armado propiciado por el Eln.


Foto: Cortesía 

El paro armado bloqueó varias zonas de los municipios del país.

Redacción EL MUNDO - EFE


justicia@elmundo.com


El Eln continuó su “paro armado” de 72 horas con un ataque en el municipio de Pailitas, en el departamento del Cesar, y otro en Dagua, en el Valle del Cauca, según la Policía Nacional.


Después de un “cruce de disparos” entre las fuerzas del orden y la guerrilla del Eln en Pailitas, los miembros de ese grupo armado activaron “un artefacto explosivo en uno de los puentes” ubicado en esta zona.


El comandante de la Policía del Cesar, coronel Diego Rosero, dijo a medios de Valledupar que el puente atacado está en el tramo de carretera entre Pailitas y el caserío de El Burro y que la explosión no causó víctimas.


Además, presuntos miembros del Eln incineraron esta madrugada un autobús en la carretera entre Cali y Dagua, en el departamento del Valle del Cauca.


Según un comunicado de la Policía regional, las personas que atacaron el autobús también causaron “daños menores” a otro vehículo de transporte público, e indicaron que se halló en la zona una bandera del Eln y un panfleto alusivo al “paro armado”.


Mientras tanto, en Bocas de Satinga, en Nariño, dos auxiliares de Policía fueron asesinados por miembros del Eln. Según las autoridades, “los uniformados acompañaban un patrullaje de protección a los pobladores y fueron atacados por la espalda por integrantes del frente comuneros del sur del Eln”. Los auxiliares son Edison Montoya Ledesma y Jhon Oquendo Camargo.


Por su parte, el director de Fiscalía Nacional Especializada contra el Terrorismo, Juan Hernando Poveda, anunció a medios nacionales que la Fiscalía iniciará “investigaciones penales por los atentados atribuidos al Eln en Arauca, Cesar, Cauca, Nariño y Norte de Santander”.


Pérdidas económicas


La Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal (Aditt) informó sobre $570 millones de pérdidas económicas que está dejando la parálisis parcial de ese servicio ante el “paro armado”.


Al menos 40 empresas de transporte intermunicipal se han visto perjudicadas en diez departamentos del país que han sido los más afectados por la acción del Eln, los cuales son Arauca, Casanare, Chocó, Antioquia, Norte de Santander, Cesar, Cauca, Nariño y Valle del Cauca, según la Aditt.


La asociación también agregó que más de 21.000 personas han tenido problemas para movilizarse en el territorio nacional debido a esta acción armada.


Finalmente, el presidente de Aditt, José Yesid Rodríguez, manifestó que “es urgente que el Gobierno Nacional diseñe políticas de seguridad y amplíe la cobertura de las pólizas al 100% de los perjuicios económicos causados por los actos terroristas”.



Llamado al “tren de la paz”

El presidente Juan Manuel Santos dijo al Eln “que sólo tiene dos alternativas: o se sube al tren de la paz, que ya lo está dejando, o se somete a la acción implacable de nuestra Fuerza Pública". Asimismo, Santos aseveró que el país y el Gobierno rechazan "con indignación" los actos terroristas del grupo insurgente, "no es asesinando por la espalda en forma cobarde a jóvenes colombianos como se lucha por el pueblo".