Economía

Alternatives for the solution of business conflicts
Alternativas para la resolución de conflictos empresariales
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
14 de Febrero de 2016


La Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (Ciac) se creó como respuesta a la necesidad de crear un sistema interamericano de arbitraje y conciliación, para solucionar de manera especializada y eficaz las controversias comerciales.



Un tema de arbitraje sencillo de resolver puede durar entre siete a diez días y cuando es más complejo podría durar un año o año y medio.

Cortesía Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia 

Rafael Bernal, quien esta semana recibió un homenaje de la Cámara de Comercio de Medellín, es doctor en jurisprudencia de la Universidad El Rosario de Colombia, exdirector del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá y actualmente presidente de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (Ciac). EL MUNDO dialogó con el experto en la solución de disputas, que trabaja en diferentes países para el desarrollo de políticas, legislación y un marco favorable del arbitraje.


¿De qué trata el tema de resolución de conflictos y arbitraje? 


Básicamente de lo que se trata es que cuando un empresario tiene en su negocio problemas con un proveedor, distribuidor, entre otros, y tiene varias opciones. La tradicional es ir a los juzgados y demandar, y aquí aborda sistemas y opciones alternativas al juzgado pero con el mismo objetivo. Utilizar otros medios más sencillos, simples y eficientes para poder solucionar esos mismos problemas y no tener que ir a la justicia ordinaria.


¿Por qué las empresas y los comerciantes deben utilizar estos mecanismos en lugar de ir a los estrados judiciales?


El mundo de los negocios desde hace mucho tiempo, cada vez más tiene unas exigencias diferentes. Primero el tiempo, yo no puedo como empresario embarcarme en arreglar cada problema que tenga, en una opción que pueda durar meses, años y cuando termine de solucionarlo ya estoy quebrado.


Por el otro, los temas empresariales también se han ido especializando y sofisticando un poquito, y dentro de lo que es el diseño que tenemos en la estructura judicial esos funcionarios especializados no existen, son muy estudiosos y al conocer del tema lo abordan, exploran y dan la opinión, pero mientras tanto va a pasar mucho tiempo y no se sabe qué va a pasar, eso es lo que pasa con ese sistema judicial.


En el sistema de resolución de conflictos se ofrecen varias herramientas diferentes y permite usar personas especializadas que al tener experiencia y conocer del tema permite dos cosas: decidir mucho más rápido y lo que más interesa es decidir lo mejor, porque sabe del tema y no tiene que ponerse a aprenderlo. Son dos herramientas muy importantes para alguien que está en el mundo de los negocios.


¿Cuáles son las principales razones por las que en una empresa se presentan conflictos?


En el mundo empresarial muchos de los problemas son con los contratos, por ejemplo, compra de materia prima. Ya que lo que compraron no era de calidad, no me hicieron la entrega oportuna o me dieron lo que no había comprado. El distribuidor que no coloca los puntos de venta como son, o no hace los esfuerzos por promover mi producto, mucha de la problemática gira por conflictos entre los socios, con la sociedad misma, con la administración de la sociedad, y si ya el negocio trabaja no sólo en el ámbito nacional sino en el internacional, estos métodos se vuelven más útiles.


¿Cuánto se puede ahorrar en dinero y tiempo con este mecanismo?


Esto va en función del tamaño de la controversia, porque las tarifas y el esquema de operación está calculado sobre la tarifa y sobre eso va un porcentaje. En las conciliaciones los costos son muchísimo más bajos y los tiempos infinitamente más cortos y si logramos llegar a una solución negociada es muy bueno, porque podemos conservar la relación comercial con la otra persona sin necesidad de romper relaciones.



Magno caso

“Según unos datos que nosotros hicimos, el Estado en los casos que son muy grandes, que son sobre todo contratos de obra pública, han ganado un 75%, esa es una tasa de éxito muy alta sobre temas que son muy complejos, muy difíciles y muy especializados. Yo creo que eso es bien demostrativo de casos muy importantes no sólo para el Estado sino para todos los ciudadanos”, apuntó Bernal.