Mundo deportivo

The defense was the key
La defensa fue la clave
9 de Febrero de 2016


Los Broncos de Denver vencieron por 24-10 a los Panthers de Carolina y se proclamaron campeones del Super Bowl 50.


EFE


California, EE.UU.


Una vez más los fundamentos del deporte no fallaron y una gran defensa fue el mejor ataque, fórmula perfecta con la que los Broncos de Denver se proclamaron nuevos campeones del Super Bowl 50.


Lo hicieron con una presión incansable sobre el mariscal de campo estelar de los Panthers de Carolina, Cam Newton, quien al final se tuvo que rendir ante el castigo recibido por un hombre en especial, el apoyador externo Von Miller, quien fue nombrado Jugador Más Valioso (MVP) del partido.


El veterano pasador Peyton Manning no brilló en el juego individual ofensivo, pero hizo lo que le pidieron, que no cometiese errores graves, y aunque permitió un fumble y una interceptación, su defensa siempre lo compensó.


Los Broncos ganaron el tercer campeonato de su historia, el primero desde que se retiró el legendario John Elway, ahora gerente general y vicepresidente del equipo.


Es probable que su ejemplo le sirva también a Manning, cuando después de consultar con su familia considere que ha llegado la hora del adiós definitivo y hacerlo por la puerta grande tras haber conseguido su segundo anillo de Super Bowl, después de hacerlo con los Colts de Indianápolis (XLI, 2007), siendo también el primer mariscal que lo consigue con equipos diferentes.


“No sé todavía cuáles son mis planes de futuro, lo que sí tengo claro es que necesito un tiempo de reflexión junto a mi familia y luego decidir”, declaró Manning después de concluir su cuarto Super Bowl como profesional.


Los Panthers fallaron con la mejor arma que los había convertido en el equipo líder de la liga, el ataque demoledor dirigido por Newton, quien se encontró con una defensa de verdad y sufrió hasta tener su peor actuación como profesional.


Newton fue la otra cara de la moneda. La temporada del Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) acabó de manera decepcionante para los Panthers (17-2).


Todo le salió mal: perdió dos balones, le interceptaron un paso y no pudo conseguir un touchdown por primera vez en la temporada, además los Panthers recibieron la misma medicina que ellos aplicaron a sus rivales en la liga como fue provocar errores y tomar ventaja del rival temprano en el partido.


Peyton Manning, de 39 años, se convierte en el mariscal de campo de mayor edad que consigue ganar el Super Bowl y también el primero que lo logra con dos equipos diferentes después que en el 2007 lo ganó con los Colts de Indianápolis.


De hecho fueron ellos los que cometieron las pérdidas de balón, ante una demostración defensiva de principio a fin, sin que además tuviesen capacidad de reacción en la lucha por conseguir lo que hubiese sido su primer título de Super Bowl.


Gran figura


Wade Phillips, exentrenador en jefe de los Cowboys y ahora coordinador defensivo, terminó siendo gran figura de los Broncos. Montó un plan defensivo maestro, como el que hizo frente a Tom Brady y los Patriots de Nueva Inglaterra en el partido por el título de la Conferencia Americana (AFC), que le salió a la perfección.


Wade demostró que sabe descubrir mejor que nadie las debilidades de los mariscales estelares y en el Super Bowl 50 a Newton se las dejó al descubierto y las explotó al máximo.


“Todo el equipo defensivo hizo un partido excepcional, brillante en su ejecución sin tregua para nadie”, destacó Phillips, quien al final vio compensado su sueño de alcanzar un título de Super Bowl después de haber estado tres veces antes a las puertas de alcanzarlo.




Jugador Ms Valioso

EFE. La figura del apoyador externo Von Miller brilló de manera especial en el partido del Super Bowl 50 que su equipo de los Broncos de Denver ganaron a los Panthers y que le hizo merecedor al premio de Jugador Más Valioso (MVP).


“Es algo que todavía no me puedo creer, pero que le dedico a toda mi familia, mis hijos, a todos los compañeros y a la organización de los Broncos”, declaró Miller emocionado tras recibir el trofeo.


La gran labor de Miller y sus compañeros DeMarcus Ware, también apoyador externo, y el profundo fuerte T. J. Ward, fue la base del juego de equipo de los Broncos que siempre estuvieron en control del marcador y del ritmo de las acciones.


“Sabíamos que si hacíamos el mismo trabajo que ante los Patriots de Nueva Inglaterra íbamos a conseguir la victoria y eso fue lo que sucedió”, explicó Miller. “Estudiamos bien a nuestros rivales y la manera cómo actúa Newton, a quien no hay que darle un segundo de respiro y mucho menos espacios para correr”.


El primer touchdown de Denver llegó cuando Miller despojó del balón a Newton y fue recuperado en la zona de anotación por el ala defensiva Malik Johnson, para dar la delantera por 10-0 a los Broncos, cuando habían transcurrido los primeros ocho minutos y medio del partido.


“Creo que fue la jugada clave para nosotros ya que pudimos ponernos con la ventaja en el marcador y la presión estuvo siempre de su lado”, valoró Miller, de 26 años y nativo de Dallas (Texas).