Antioquia

Consulta popular para romper un muro
Autor: Krystell Rodríguez Castañeda
4 de Febrero de 2016


El Área Metropolitana y el gobierno de Envigado vuelven a intentar que ese municipio ingrese como miembro pleno a la entidad territorial de la que se retiró hace 33 años.


Raúl Cardona, alcalde de Envigado, manifestó hace pocas semanas su deseo de que el municipio nuevamente haga parte del Área Metropolitana, entidad de la cual salió a tan solo tres años de su creación. Desde entonces, esa ciudad se ha mantenido al margen de decisiones sobre el futuro del valle de Aburrá. No obstante el deseo, el alcalde y las autoridades metropolitanas deben ir más allá de los acuerdos entre la junta directiva del Área y la administración local. 


Decisiones políticas, acuerdos desaprobados por el Concejo y oposición a intervenciones en ese territorio siguen imponiendo un muro que a todos afecta. 


Una salida temprana


El 27 de noviembre de 1980 nació el Área Metropolitana del Valle de Aburrá mediante Ordenanza Departamental Nº 34. La entidad la conformaron los municipios de Medellín, Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Itagüí, La Estrella, Sabaneta, Envigado y Caldas. No obstante, el mismo año de la creación, Jorge Mesa Ramírez, alcalde de Envigado, decidió que el municipio saldría del Área dado que perderían autonomía sobre las decisiones que se tomaran. En 1983, Envigado salió oficialmente de la entidad territorial. 


“En su momento se llegó a pensar que el municipio perdía autonomía política dado que en la Gobernación de Antioquia estaba Álvaro Villegas Moreno y en la Alcaldía de Medellín, Bernardo Guerra Serna, ambos dirigentes de los partidos tradicionales”, explicó Armando Cardona, diputado por la Asamblea de Antioquia de la época.En 2014 se propuso al Concejo el reingreso formal a una institución en la que el municipio participaba como invitado. 


El Concejo Municipal rechazó el proyecto de acuerdo en tal dirección argumentando no tener claridad sobre temas de movilidad y medio ambiente en los que Envigado pide mantener sus niveles de sostenibilidad e independencia en proyectos propios. 


Las querellas por obras metropolitanas 


Dado que el Área Metropolitana es una entidad con capacidad de tomar decisiones con respecto a temas de medio ambiente y transporte público, uno de los impedimentos y motivo de diferencias entre los dirigentes de Envigado y la junta directiva de la entidad, ha sido la injerencia de obras públicas en jurisdicción del municipio del sur del Valle de Aburrá. Luego de cuatro años de ajustes y estudios de obras, en 1984 se inició la construcción del Metro de Medellín. Según los diseños iniciales, la Línea A del sistema debía ocupar territorio y tener estaciones en Envigado. Aunque es el mayor megaproyecto metropolitano hecho hasta ahora, el alcalde de entonces, Jorge Mesa Ramírez, bloqueó el desarrollo del proyecto alegando que aumentaría los impuestos de la población del municipio.


En 1989 el alcalde declaró “inadmisible” la obra en jurisdicción de Envigado. Ante esto, y mediante Resolución 0195, Antonio Roldán Betancur, gobernador de Antioquia, concedió el permiso para proseguir con la intervención en Envigado, Bello, Itagüí y Medellín. Después de la decisión de Roldán Betancur, la administración de Envigado demandó la nulidad de la disposición. Sin embargo, el Tribunal Contencioso de Antioquia y posteriormente el Consejo de Estado, fallaron a favor de la empresa de transporte masivo. El fallo resolvió el conflicto jurídico pero agravó el bloqueo territorial.


En 1993 Jorge Mesa ordenó el desalojo de los trabajadores del Consorcio Hispano-Alemán a cargo de las obras, por lo que Juan Gómez Martínez, gobernador de Antioquia para el momento, militarizó el sector con el fin de garantizar la seguridad de los trabajadores. Finalmente las obras prosiguieron y en 1995 inauguraron el Metro de Medellín.


Incidencia en la calidad de vida


Por sus beneficios a los habitantes, Envigado ha sido conocido como el “Mónaco colombiano” y, pese a que para muchos el apodo puede parecer pretencioso, su fundamento está en la demostración de bienestar del municipio y su estabilidad económica con respecto a otras poblaciones del departamento e incluso del territorio nacional.En 1987, Envigado fue el único municipio del país el obtener los 100 puntos posibles en el estudio que media la calidad de vida de los habitantes en las diferentes zonas de Colombia. Durante las últimas tres décadas el promedio se ha mantenido y Envigado sigue siendo uno de los “mejores vivideros del país”. Según el Centro Nacional de Consultoría, el alcalde Héctor Londoño, que concluyó su período el pasado 31 de diciembre, tuvo el tercer lugar en los índices de favorabilidad entre mandataros de ciudades   uno mira los índices de calidad de vida de Envigado y los compara con los de los demás municipios del Valle de Aburrá se va a dar cuenta que los de Envigado son superiores y eso no lo hemos hecho con ayuda del Área Metropolitana”, expresó Jorge Correa, concejal del municipio y crítico del proceso que se adelanta para la entrada de la localidad a la entidad.


Beneficios metropolitanos


Uno de los principales cambios que asumiría Envigado al adherir a la entidad territorial sería que su autoridad ambiental ya no sería Corantioquia y que los cerca de 12.000 millones de pesos que aporta a la entidad pasarían al Área Metropolitana que une los aportes de los municipios integrantes para desarrollar obras en los mismos.No obstante, se debe destacar que Medellín aporta el 80% de los recursos del Área. “Proporcionalmente Medellín es la ciudad que más recursos aporta y la que menos recibe de vuelta. 


Por ejemplo, un municipio como Envigado, que aporta al año unos 5.000 millones de pesos al Área, ve retribuido en obras como colegios, parques e intercambios viales cerca de 30.000 millones”, explicó Armando Cardona. “Envigado quiere pertenecer al Área metropolitana, hemos perdido muchos recursos por no pertenecer al Área, no podemos ser una isla frente al desarrollo regional. Bienvenido el momento en el que un director de la junta del Área como Federico Gutiérrez, que ha sido muy abierto a esta posibilidad, nos dé su apoyo y lo mismo un gerente que conocemos (Eugenio Prieto) que sé que vamos a hacer grandes proyectos”, expresó hace un par de semanas Raúl Cardona, actual alcalde de Envigado.


“El Área Metropolitana se ve beneficiada de Envigado”


En 2012, Héctor Londoño, exalcalde de Envigado, manifestó su deseo de que el municipio volviera a hacer parte del Área Metropolitana y acto seguido, presentó un proyecto de acuerdo ante el concejo municipal. Sin embargo, en 2014 los corporados manifestaron que no aceptaban la petición y una vez más el proceso quedó paralizado. Una de las razones para la decisión del Concejo es que no se obtuvo claridad sobre el manejo de algunos temas ambientales. “Cosas como una quebrada, que se llama La Cien Pesos que queda entre Sabaneta y Envigado, si uno mira, va a notar que del lado de Envigado se están cumpliendo mínimamente las normas, mientras que del lado de Sabaneta tiene todas las complicaciones del mundo en la parte ambiental y ese es un tema de control del Área Metropolitana”, manifestó el concejal Jorge Correa.Además, el corporado insiste en la necesidad de brindar garantías a las empresas de transporte masivo, debido a que el Área ha tomado decisiones en otras cuencas del Valle de Aburrá que ahora entrarían a estudiarse en el municipio. “Mucha gente está viendo la entrada de Envigado al Área Metropolitana como si Envigado fuera el único que va a ganar, pero realmente el que va a ganar más es el Área Metropolitana”, agregó.


Lo que sigue


En debate a realizar hoy en el Concejo de Envigado se discutirá la iniciativa. Se tiene previsto que para el próximo 11 de febrero la propuesta se presente ante un registrador. Posteriormente, el Congreso de la República, además de las comisiones de ordenamiento territorial y descentralización, estudiarán el proyecto y tendrían hasta un mes para dar respuesta.Una vez aprobado, el proyecto pasaría a consulta popular que deberá hacerse en un término máximo de cinco meses, por lo que se prevé que las votaciones se den entre junio y julio de este año. En caso de que la población apruebe la iniciativa, esta misma se presentará ante la junta directiva del Área Metropolitana y luego se procederá con la firma de la adhesión del municipio a la entidad territorial.




La consulta

Anteriormente, se había determinado que para el ingreso de un municipio a un Área Metropolitana, el proyecto debía ser aprobado mediante consulta popular por el 25% del censo electoral; lo que complicó la situación de Envigado, dado que su censo electoral es mayor a su censo poblacional, debido a que las personas de otros municipios registran su cédula allí para ahorrar trámites en sus ciudades de origen.No obstante, con la expedición de la ley 1625 de 2013, se determinó que: “Tendrán iniciativa para promover su creación los alcaldes de los municipios interesados, la tercera parte de los concejales de dichos municipios, el cinco por ciento (5%) de los ciudadanos que integran el censo electoral totalizados de los mismos municipios y el Gobernador o los Gobernadores de los departamentos a los que pertenezcan los municipios que se pretendan integrar a un Área Metropolitana”.