Economía

“Uncertainty increases pessimism”: Cabrera
“La incertidumbre aumenta el pesimismo”: Cabrera
Autor: Javier Restrepo Gonzalez
31 de Enero de 2016


El presidente del banco Bbva, Óscar Cabrera Izquierdo, señaló que 2016 no será un mal año para la economía colombiana, a pesar del pesimismo. Pero advirtió que el país debe tomar las medidas necesarias para adaptarse a la coyuntura.


Foto: EFE 

“Tenemos que acostumbrarnos a un precio barato del petróleo”, Óscar Cabrera Izquierdo, presidente del Bbva.

El desempeño de la economía colombiana en 2016 está condicionado por tantos factores, que la incertidumbre frente a cómo se van a resolver aumenta el pesimismo que, hoy día, parece generalizado. Así lo señaló el presidente del banco Bbva en Colombia, Óscar Cabrera Izquierdo, al entregar el balance de la entidad en 2015, y declaró que, en lo personal, considera que va a ser un buen año y que los retos que hay al frente se van a sortear.


“Lo que viene son muchos retos, el crecimiento será menor, pero quiero dar un mensaje de optimismo, lo que pasa es que nos ponemos pesimistas si no sabemos lo que va a pasar, y el horizonte con el proceso de paz, el estado de las finanzas públicas, el dólar, el petróleo, la inflación y todo ese montón de cosas, acentúa la incertidumbre”, expresó.


Por su experiencia de ocho años en el país, Cabrera Izquierdo insistió en que “en Colombia las cosas no acaban tan mal como pintan, nunca nos descarrilamos”, pero advirtió que “hay que tener cautela, tomar precauciones, es un buen momento para invertir porque se está construyendo un país atractivo”.


Los números


A pesar del contexto de desaceleración de 2015, cuando se esperaba un crecimiento del 4,5% y apenas se llegará al 2,7% aproximadamente, los resultados del banco Bbva fueron positivos, según el directivo, puesto que hubo crecimiento del crédito en el sector financiero.


Según las cifras entregadas por Izquierdo, la cartera de crédito alcanzó, para Bbva, los $36,3 billones, un 16% más que en 2014. Entre personas, ese crecimiento fue del 15% mientras que entre las empresas fue del 21%. El crédito de consumo, por su parte, se incrementó 17% en la entidad, en un 18% en el segmento de las tarjetas de crédito y un 12% en el crédito hipotecario.


Estas cifras le permitieron al banco español captar 0,51% más en la cuota de mercado de consumo y un 0,64 en la de tarjetas de crédito, a la vez que generó 1.130 nuevos puestos de trabajo gracias al plan de expansión desarrollado desde 2013.


Reforma Tributaria


Las perspectivas para el año que inicia no son fáciles de dilucidar por los factores anotados al comienzo. La expectativa de una Reforma Tributaria es uno de ellos, pero el dirigente bancario tiene claro que dicha reforma es una necesidad.


“El gasto ha crecido de una manera importante con relación al PIB, y los ingresos no van en la misma dirección, toca hacerlo, el presupuesto hay que balancearlo, la pregunta es cómo y en qué momento”, indicó y enfatizó en la necesidad de que el Estado  pueda perseguir la evasión.


“Luego viene el debate de si crear un impuesto directo o indirecto, si el Iva sí o el Iva no, quién tiene que pagar más, las empresas o las personas. Es una discusión dura”, reconoció e ilustró que mientras las empresas pagan tasas del 40% y con el impuesto al patrimonio son de más del 50%, ya ahí no hay espacio y si no se ataca la evasión, el riesgo es que se suba a las personas naturales que, en la región, pagan mucho menos comparativamente.


Sin embargo, tiene claro que  el sector financiero no vería impactos negativos, pues si se sube la tributación a las personas, baja su capacidad de demandar créditos, pero si a la vez se alivia la presión sobre las empresas, sería una forma de generar oportunidades de inversión.


El proceso de paz


A juicio de Cabrera Izquierdo, la firma de un acuerdo de paz tendría un efecto positivo para Colombia, aunque no puede estimar en cuánto tiempo y señala que tal vez sea imperceptible.


“Vi a Colombia desde afuera toda la vida y ahora la veo desde dentro. Lo que se oía eran historias negras, salvo los ciclistas del Café de Colombia, y hoy se visualiza a Colombia distinto; está en los mapas del mundo más de lo que los mismos colombianos se ven, hay gran expectativa; eso es muy típico: uno es crítico con lo propio, pero desde fuera se nos ve muy distinto, se sigue el proceso de paz, se oyen noticias buenas y un país en paz es distinto para los negocios”, relató.


Con respecto al papel del sector privado en el posconflicto, propuso una reflexión: “¿Yo contrataría excombatientes en el banco? Sí lo haría. Ahora, ¿usted quiere que lo atienda un reinsertado? No lo sé. Esto no es si el sector privado los contrata, es si la sociedad los recibe”.


Y puntualizó: “se necesita una pedagogía social. De nada sirve que el sector privado contrate si la sociedad no los quiere ver ahí”.



Posconflicto necesita una economía sólida

Carlos Caballero Argáez, exministro y miembro de la Junta Directiva del banco Bbva, señaló a su turno que “lo peor que puede pasar es que el posconflicto llegue en una mala situación económica”.


“El posconflicto no es el 24 de marzo, ni el 25, ni en abril; es cosa de tres, cinco o diez años. Al país le conviene una buena economía para administrar el posconflicto y eso pasa por hacer una Reforma Tributaria estructural”, opinó.


El dirigente reconoció que en el corto plazo nadie va a querer aceptar que le suban los impuestos, “pero si no se hace, en el largo plazo las cosas se van a poner peor”.


Al respecto, comentó que el informe de la comisión de expertos sobre la Reforma Tributaria estructural es “bien pensado” e hizo notar que, contrario a los rumores que corren, “no dice que hay que subir el Iva al 19%, pero sí dice que es una alternativa aumentarlo”.