Columnistas

El factor transporte en la planeación física urbana (2)
Autor: José Maria Bravo
29 de Enero de 2016


En el estudio adelantado para Naciones Unidas, por la comisión económica para África: Transport Problem in Relation to Economic Development in West Africa, se encuentra una afirmación que es importante considerar y plantear a nuestro nivel.

En el estudio adelantado para Naciones Unidas, por la comisión económica para África: Transport Problem in Relation to Economic Development in West Africa, se encuentra una afirmación que es importante considerar y plantear a nuestro nivel: el desarrollo material de África puede sumarse en una sola palabra - transporte.


El autor de este informe afirma que si esto no se toma en el sentido literal absoluto, por lo menos el impulso en los transportes es con toda seguridad un prerrequisito para cualquier clase de desarrollo. Aunque el grado de movilidad, la rata de motorización o la cantidad física de facilidades de transporte, tres medidas comunes en este campo, no son necesariamente buenos indicadores del nivel del desarrollo social y económico de un país, el último no puede ocurrir sin una infraestructura básica de transportes adecuada.


En muchos países de Latino América, Asia y África, las malas condiciones de las facilidades de transporte, tanto en el campo urbano como en el rural, son razones que contribuyen al círculo vicioso de pobreza, ignorancia y mala salud. Los alimentos no se pueden movilizar, o se movilizan a altos costos. Como resultado, la generación de ingresos no es posible, o a lo mejor, difícil. La acción de culturización, de llevar ideas a través de periódicos, libros, maestros, profesionales y expertos, es muy deficiente. Mejorar el transporte, más aún, puede ser un catalizador en el proceso de desarrollo social, económico y político, y un prerrequisito para otras inversiones de infraestructura, como desarrollo del potencial eléctrico, suministro de agua, servicios de alcantarillados.


De igual manera, el transporte urbano, que afecta directamente la vida propia de nuestras ciudades, se enfrenta a una serie de preguntas, de cuestionamientos sobre su papel actual y futuro. Es importante entender el cambio urbano que se presenta hoy en día y el papel que el transporte juega en este proceso.


La clase de transporte urbano disponible es un factor muy importante en la conformación del carácter o forma de las ciudades, de los conglomerados urbanos. La masa se movilizará, y en mayor grado, si es disponible un sistema de transporte a nivel adecuado de servicio y a un precio razonable.


¿Cómo podrá resolverse el hecho de que el transporte férreo es probablemente más barato que el transporte colectivo por carretera y seguramente más barato que el de automóvil privado para recorridos en zonas urbanas, cuando hay estructuras económicas en las cuales las grandes inversiones que ese sistema demanda lo hacen impracticable? ¿Será necesaria la revisión de esas estructuras en todos sus puntos?


El pasado se pregunta también sobre el fenómeno de que la declinación en la población de muchas ciudades y la baja de densidades en algunas zonas urbanas es atribuible en gran parte, al menos hasta el presente, a la necesidad de buenas facilidades de transporte público colectivo, de un adecuado transporte público masivo y agentes de control del tránsito.