Fútbol en el Mundo

New semifinal for the Barça
Nueva Semifinal para el Barça
28 de Enero de 2016


Con los juegos entre Mirandés vs. Sevilla (2:00 p.m.) y Las Palmas vs. Valencia (3:00 p.m.) finalizan hoy los Cuartos de final y se conocerán los otros dos clasificados a la Semifinal de la Copa del Rey.


Foto: EFE 

Luis Suárez (izquierda) y Neymar Jr. (derecha) fueron los encargados de abrir y cerrar la victoria que clasificó al Barcelona a la siguiente fase de este certamen.

EFE


El Barcelona se clasificó por sexto año consecutivo para la Semifinal copera tras derrotar al Athletic (3-1), en un partido en el que los de Ernesto Valverde se adelantaron en el marcador y ofrecieron una magnífica imagen mientras tuvieron aire.


Los azulgranas tuvieron que remontar el gol de Williams en el minuto 12 y sufrieron ante un rival que les puso las cosas muy difíciles en la primera mitad, especialmente en la primera media hora, periodo en el que los visitantes ofrecieron una lección de fútbol.


Sin embargo, en la segunda mitad Luis Suárez, Gerard Piqué y Neymar le dieron la vuelta a la situación y llevaron a los azulgranas a otra Semifinal.


El primer cuarto de hora del Athletic fue de cine. Dominó el ritmo y la pausa del partido frente a un Barça con muchas dificultades para crear fútbol, motivado absolutamente por la composición de su medular, con Javier Mascherano de ineficaz maestro de ceremonias.


En quince minutos, los de Ernesto Valverde marcaron un gol y tuvieron dos ocasiones para marcar alguno más frente a un Barça descolocado, superado desde la presión muy alta, hasta la movilidad de los delanteros.


La única noticia del Barça en el primer tiempo llegó con un remate de Vermaelen a la red de Herrerín, una jugada anulada por falta previa del defensa del Barcelona, minuto 9. Tres minutos después Williams silenció el Camp Nou, tras una magnífica asistencia de Aduriz.


Al descanso ganaba el Athletic, pero la inercia del partido era ya otra como se comprobó desde los primeros minutos del segundo tiempo y más cuando apareció Messi.


El argentino, ausente hasta entonces, recibió un pase filtrado de Sergi Roberto, quien tampoco había aportado mucho en el primer tiempo, y puso el balón a Luis Suárez. El uruguayo apareció en el segundo palo, aprovechó un resbalón de Balenziaga y empató el partido en el minuto 53 (1-1).


El partido ya estaba equilibrado, en el juego y en el marcador. El Athletic resistió hasta que las fuerzas le respetaron. Suárez tuvo el 2-1 en una contra y Sabín Merino, quien entró por Mikel Riko, y Eraso dispusieron de una buena ocasión tras jugada de Williams (min.61).


Con el juego mas abierto, el Barça se sintió más cómodo. Lució Sergi Roberto, también Messi. En el minuto 69 entró en acción Sergio Busquets y los azulgrana se rehicieron con armonía; en el 73, Valverde puso en juego a Munian, prácticamente todos los peones estaban sobre el tablero.


En la recta final, los de Luis Enrique apretaron ante un Athletic derrengado. La tuvo Rakitic, en el 78, Sergi Roberto en el 79 y Piqué en el 80. El central, en la siguiente, acertó a rematar un centro de Luis Suárez para marcar el 2-1 (min.81) y Neymar, seguramente el mejor de su equipo ayer, cerró el partido en el tiempo añadido.



Histórico regreso del Celta

El Celta jugará las Semifinales de la Copa del Rey después de quince años, conducido por su formidable segunda parte en el Vicente Calderón, por los goles del chileno Pablo “Tucu” Hernández y el sueco John Guidetti y por una victoria rotunda frente al Atlético de Madrid, noqueado en la vuelta 2-3.


Un formidable y merecido premio para la valentía del equipo celeste, que salió a ganar y ganó al conjunto rojiblanco en su estadio, sin especular ni un solo minuto ni con el 0-0 ni con el posterior 1-1, en un ejercicio ambicioso, de buen fútbol, fuerza y pegada en ataque con el que desdibujó al Atlético en su casa.


Le hizo tres goles al conjunto rojiblanco, que sólo había encajado trece en los 32 encuentros anteriores de esta temporada, uno de ellos precioso de Guidetti, y le doblegó sin matices, primero desde un partido trepidante en el primer tiempo, cerrado con un 1-1, y después desde un segundo tiempo que fue suyo de principio a fin.