Economía

Differences with instability in Buriticá mines
Diferencias con inestabilidad en minas de Buriticá
Autor: Duván Vásquez
26 de Enero de 2016


Más de 3.000 mineros se han establecido de manera ilegal en las inmediaciones del predio del contrato de concesión de la multinacional.


Foto: Archivo El Mundo 

Los altos riesgos por la inestabilidad de los socavones en las minas informales de Buriticá son los que han motivado el desalojo en esas áreas.

Los cierres de las doce minas informales en las inmediaciones del título de la empresa Continental Gold en Buriticá y el desalojo voluntario de las personas ubicadas en esa área aún no logran consenso entre todas las partes.


La orden de cierre llegó directamente de la Agencia Nacional de Minería (ANM) con la Resolución No. VSC- 055 del 20 de enero, luego que esta identificara que un pasado accidente en una de las minas fue debido “al desarrollo de explotaciones mineras bajo tierra en zonas inestables, sin las mínimas medidas de seguridad, ni planeamiento minero, debido a la presencia de personal minero no autorizado por el titular y el desconocimiento del número de personas que se encuentra en riesgo”.


Según un comunicado de prensa de la ANM, el objetivo fundamental de estas medidas es garantizar el derecho constitucional a la vida y a la integridad física de las personas, lo cual debe estar por encima de cualquier actividad económica.


Sin embargo, los mineros no consideran que se deba desalojar el área, porque no hay publicadas unas pruebas técnicas de la inestabilidad de la zona.


De acuerdo con el secretario general de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conalminercol), Rubén Darío Gómez, quien ayer ofreció una rueda de prensa en la Asamblea de Antioquia, en reunión sostenida el pasado viernes con el alcalde de ese municipio, Humberto Antonio Castaño, y algunas autoridades de Buriticá, pudo constatar que ni siquiera la Administración Municipal, que es la que se encarga de esos cierres, tiene un estudio técnico que le permita establecer que allí hay un alto riesgo.


“Es imposible que una montaña rocosa sufra derrumbes, eso no tiene asidero dentro de la composición geológica que tiene la zona que estaba en explotación y donde hay presencia de mineros informales”, sostuvo Gómez, quien agregó que habrá situaciones específicas por las explosiones o pedazos de rocas que pueden desprenderse y si no son aseguradas debidamente, podrá generar algunos accidentes, “pero no es lo que se ha hecho creer de que estamos en una zona de alto riesgo”.


Por su parte, la empresa Continental Gold, dueña del contrato de concesión, fue enfática en su rueda de prensa de la semana pasada en señalar que es respetuosa de las autoridades y cumplirá con todas sus obligaciones legales. Por lo que acompaña al Gobierno Departamental en el desalojo voluntario que se intenta desarrollar, porque con la “explotación antitécnica atentan contra la vida y seguridad física de los trabajadores y la comunidad de Buriticá”.


Así mismo, la compañía sostuvo que “la vasta mayoría de la minería ilegal desarrollada en Buriticá no es minería ancestral ni tradicional.  Es una minería ilegal a gran escala (...) que depreda el medio ambiente, explota a sus empleados, genera violencia y desorden social, y no paga impuestos ni regalías”, señaló en un comunicado.


Sin embargo, la asociación de mineros añadió que sí son tradicionales, porque aunque entre los 3.000 trabadores informales hay personal que llegó de otras regiones  como el Bajo Cauca, el Nordeste y hasta el Tolima, se han dedicado toda su vida a la actividad minera.


En todo caso, Conalminercol se dirigió ayer a la Defensoría del Pueblo para solicitar que esta presente un derecho de petición a los estudios técnicos con los que la ANM ordenó el desalojo de las minas.



Lo que dice la ANM

Según la Agencia Nacional de Minería, tras las inspecciones realizadas luego de la emergencia registrada el pasado 10 de enero, cuando una persona falleció mientras desarrollaba actividades no permitidas bajo tierra, el terreno donde se presentó el accidente es una zona muy inestable. “Los trabajos que continúan desarrollando mineros ilegales están generando áreas de riesgo con posibles colapsos de techo y hastiales que ocasionarían atrapamiento de personal”, inidicó en un comunicado y añadió que “se observó la afectación del sistema del sostenimiento de la zona, por el retiro del área de los elementos de sostenimiento de la infraestructura de las vías como pernos de anclaje, malla de protección electro soldada y arcos de acero y desestabilización del macizo rocoso debido a la explotación ilegal y anti técnica”.