Economía

Alleviating the debts of small producers
Alivian deudas de pequeños productores
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
23 de Enero de 2016


Comienza la compra de cartera al comercio de insumos para aliviar deudas de agricultores. Hasta el 29 de febrero se podrán presentar a la convocatoria que estudiará los posibles beneficiarios.


Foto: Cortesía 

Las deudas que se pueden refinanciar son las de pequeños y medianos productores agropecuarios.

200.000 pequeños productores tendrían aliviadas sus deudas, a raíz de que en este semestre 50.000 de ellos se sumarán a 150.000 que hasta el cierre de 2015 pudieron refinanciar sus créditos con la normalización de cartera que realiza el Gobierno a través del Fondo de Solidaridad Agropecuaria  (Fonsa).


Según el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, “ya terminamos una primera etapa que consistió en la normalización de la cartera de más de 150.000 pequeños productores, quienes le debían al sector financiero y estaban a punto de perder sus predios. Estaban colgados sin ninguna posibilidad de salir adelante, pero gracias a esta labor  tuvieron una nueva oportunidad”.


De los 150.000 beneficiados, 60.000 corresponden a la compra de cartera del Fonsa, quienes pasaron a tener un nuevo plazo con el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) de hasta diez años sin intereses y con período muerto de cuatro años para que se pongan al día y además recuperen la posibilidad de acceder a nuevos créditos.


Pasivos no financieros


El ministro Iragorri hizo un importante llamado al comercio de insumos para que atiendan la convocatoria de Finagro para comprar las deudas de los pequeños y medianos productores.


Finagro es la entidad a la que le corresponde adelantar las actividades necesarias para la compra de la cartera de pasivos no financieros. “Para tal fin hay un presupuesto de $92.000 millones”, informó el Ministerio.


“Las obligaciones que conforman esta cartera no podrán exceder por concepto de capital un valor de hasta $20 millones por productor, las cuales deberán estar soportadas en facturas de venta que reúnan los requisitos establecidos en la ley. Es preciso señalar que los demás valores de la obligación, como intereses y honorarios, deberán ser asumidos por el acreedor, dejando al deudor a paz y salvo, por todo concepto”, precisó.


Asimismo, el Ministerio recordó que no podrán hacer parte de la compra de cartera las obligaciones de deudores y acreedores en acuerdos de reestructuración, reorganización o liquidación previstos en la Ley 1116 de 2006, quienes ya hayan sido beneficiarios del Fonsa y hayan incumplido las condiciones financieras establecidas, y quienes hayan sido beneficiarios del proceso de compra de cartera de 2014.


Por eso el jefe de la cartera agropecuaria invitó “al agrocomercio y a quienes tengan deudas con pequeños y medianos productores de hasta $20 millones para que se presenten a la convocatoria. Tenemos casi $100.000 millones” para ello.


Todo este proceso es importante para la tranquilidad del campo, porque como ha manifestado el presidente de Finagro, Luis Enrique Dussán López, “el financiamiento del sector agrario es fundamental para lograr una paz real y duradera”.


Luego de que cierre el próximo 29 de febrero la etapa de postulaciones para el beneficio, se hará una evaluación de la cartera y se espera que en julio se realicen los pagos.



Beneficiados

El Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro) es el administrador de los recursos del Fonsa y le corresponde adelantar las actividades necesarias para la compra de la cartera de pasivos no financieros, argumentados en la Ley 1731 de 2014 y el Decreto 1449 de 2015.


De esta forma, podrán ser beneficiarios los productores de las cadenas afectadas por caídas severas y sostenidas de ingresos definidas por el Gobierno Nacional y aquellas cadenas con afectación fitosanitaria, de acuerdo con la sustentación técnica presentada por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).


Respecto a la cartera que podrá ser adquirida por el Fonsa, será aquella no financiera destinada a la compra a crédito de insumos para la producción agrícola vencida a 31 de diciembre de 2013.