Política

Procurador advierte que acuerdo firmado con las Farc "es un pacto de impunidad"
Autor: Redacción EL MUNDO
19 de Enero de 2016


El jefe del Ministerio Público le manifestó esto a la Corte Penal Internacional. Asegura que este no garantiza la no repetición de los crímenes atroces.


Foto: Archivo El Mundo 

En el extenso documento se señala que ese acuerdo lo que busca en sí es “sustraer la responsabilidad penal” a los guerrilleros que suscriban el acuerdo de paz. Esto evitaría que paguen una pena privativa de su libertad en centro carcelario, mientras se establecen penas alternativas.

En una comunicación enviada a la jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado le manifestó que el acuerdo de justicia transicional firmado entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc desconoce abiertamente los derechos de las víctimas del conflicto armado en Colombia.


Señala que el acuerdo firmado en septiembre del año pasado en el marco del proceso de paz que se adelanta en La Habana (Cuba) es una puerta a la impunidad puesto que no cumple los requisitos establecidos en el Estatuto de Roma y las normas internacionales firmados por Colombia.


“En caso de que se adopte e implemente, una jurisdicción especial que sustituya las sentencias que fijan condenas de prisión por crímenes internacionales, por nuevas sentencias que ordenen como sanción trabajo comunitario, a través de "actividades, trabajos u otras", se invalida el carácter genuino del procedimiento judicial”, precisa.


En el extenso documento se señala que ese acuerdo lo que busca en sí es “sustraer la responsabilidad penal” a los guerrilleros que suscriban el acuerdo de paz. Esto evitaría que paguen una pena privativa de su libertad en centro carcelario, mientras se establecen penas alternativas.


“Lo convenido en la Mesa de Conversaciones concreta la falta de voluntad del Estado y su incapacidad para proceder de manera auténtica en la investigación, el enjuiciamiento y la sanción”, acciones, que según el Procurador General, se desconocen en este acuerdo de justicia.


Señala, además, que el mismo “estimula” la repetición de los crímenes atroces en el país puesto que no existe una verdadera sanción penal. “Al dar a los grupos armados ilegales que pertenecerán después de su firma la certeza de ser objeto de penas de reclusión y al garantizarles así la impunidad para los crímenes pasados, presentes y futuros”.  


Ordóñez Maldonado calificó como “nefasto” para la justicia penal el hecho de que los responsables de crímenes internacionales no enfrenten un proceso judicial dirigido a una pena adecuada y proporcional “a la gravedad de los crímenes cometidos en el marco de sus actividades ilegales".


“El acuerdo de justicia en su conjunto no contribuye a impedir la impunidad y constituye un antecedente que la promueve frente a la solución de conflictos armados internos. No es consistente con el objetivo del Estatuto de Roma de terminar con la impunidad para los crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio. Por el contrario, enseña un camino para que los perpetradores actuales y futuros evadan la justicia”, precisa uno de los apartes de la notificación.