Columnistas


Albert Einstein
Autor: Hernán Cárdenas Lince
16 de Enero de 2016


Caminando cerca de la universidad de Princeton pude ver la casa donde vivió el genio Albert Einstein, personaje maravilloso que le dio a toda la humanidad grandes avances en las teorías básicas para el progreso de las ciencias.

Caminando cerca de la universidad de Princeton pude ver la casa donde vivió el genio Albert Einstein, personaje maravilloso que le dio a toda la humanidad grandes avances en las teorías básicas para el progreso de las ciencias.


Por otra parte, el gran sabio Albert Einstein nos dejó curiosas expresiones como una foto en la que monta una bicicleta y muestra una gran sonrisa de alegría. También es memorable otra foto en la que saca una enorme lengua. Tales expresiones alegres son muy curiosas para un personaje que supo cambiar los rumbos fundamentales sobre las teorías de la física.


Einstein dejó muchas frases famosas en el mundo de la ciencia pero también dijo cosas interesantes como: “Hay dos cosas que pueden ser infinitas. La una es el universo y la otra es la estupidez humana”.


También en Princeton me mostraron el hospital donde murió Einstein y allí le hicieron una operación en el cráneo poco después de su muerte pues era muy interesante conocer ese cerebro maravilloso que logro abrirle amplias y modernas perspectivas a los conocimientos de las ciencias, de las teorías más originales de la física.


Einstein era de origen judío por lo que le toco alejarse del imperio del nazismo y llegar a los Estados Unidos donde efectivamente aportó conocimientos de la física para que se pudiera trabajar en la bomba atómica, la que logró que se finalizara la guerra mundial.


El genio de Einstein lo hizo que en varias ocasiones hiciera públicamente reconocimiento a cuatro personajes que junto con él formaron un grupo maravilloso. Los curiosos personajes que él admiraba eran la madre Teresa de Calcuta, Gandhi y Martin Luther King, maravillosos personajes quienes formaron un cuarteto inolvidable para la humanidad. Pero tal vez el capítulo más importante de la vida de este sabio fue cuando resolvió escribirle una carta urgente al presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt diciéndole la necesidad de adelantar urgentemente los procesos para que Estados Unidos fuera el líder mundial con las bombas atómicas, efectivamente el presidente norteamericano aceleró los experimentos atómicos y pudo producir bombas que se dispararon en Japón y que hicieron finalizar el conflicto bélico.


Pasarán siglos y siglos y la humanidad seguirá recordando a Albert Einstein, científico famoso que pudo aportarle los más importantes avances a la ciencia para que el ser humano pudiera progresar.