Economía

Nuevo gerente de la FLA dijo que la empresa tiene un déficit de $$29.688 millones
Autor: Krystell Rodríguez Castañeda
12 de Enero de 2016


El Secretario de Hacienda del departamento señaló que la administración anterior agotó todas las posibilidades de renegociación de la deuda.


En días pasados el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, aseguró que había recibido un departamento casi en bancarrota. A esa afirmación se le suman las declaraciones del nuevo gerente de la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), Iván Correa Calderón, quien indicó que la empresa tiene un déficit presupuestal de $29.688 millones de pesos. 


Dado el panorama financiero de la FLA, las autoridades departamentales advirtieron que será muy complicado cumplir con la Ley 617, que habla de la categorización de las entidades territoriales, su saneamiento fiscal, entre otros.


Adolfo León Palacio, secretario de hacienda de Antioquia, expresó que "indudablemente estamos caminando hacia la bancarrota, por eso tenemos que emprender medidas preventivas inmediatas como fortalecer las rentas, combatir el licor adulterado y de contrabando, ser austeros en los gastos y reconsiderar sustancialmente el presupuesto para el próximo año".


En ese sentido, el funcionario habló de emprender una campaña de recorte de gastos en la FLA, que comprenden reducción en honorarios de representación, viajes, contratación por prestación de servicios y la racionalización de otros gastos como publicidad, siempre y cuando esto no afecte la inversión social.


"Ya el gobierno anterior agotó gran parte de la capacidad para renegociar la deuda y de ese proceso hizo parte Bancolombia, además se  renegociaron los plazos de pago; de tal forma que si nosotros vemos el plan de inversiones del departamento, ese plan contempla que la deuda comienza a pagarse en gran medida en el año 2016. Tendríamos entonces que reacudir a la banca para esos temas de renegociación", manifestó Palacio.



Crisis de ventas

El 22 de diciembre de 2015 la gobernación de Antioquia anunció el que sería el síntoma más grave de la crisis, durante ese año a la FLA le dejaron de comprar 12.6 millones de botellas, lo que representó un déficit de 130 mil millones de pesos. Las distribuidoras no habrían cumplido con los compromisos pactados y afectó las finanzas de la empresa. 




Afectación al sector salud

El déficit financiera de la FLA no solo afecta las rentas del departamento, en específico, la salud de los antioqueños también se ve comprometida, en tanto los impuestos recaudados por la venta de bebidas embriagantes y tabaco va para la gestión del sector salud en temas de atención primaria y unificación de planes obligatorios de salud.