Economía

Merchants seek “good grade” during back-to-school season
Comercio busca “buena nota” en temporada escolar
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
12 de Enero de 2016


Durante la temporada escolar las familias examinan una mejor oferta desde el punto de vista de la variedad de útiles escolares, a un menor precio para un mayor beneficio de la economía doméstica.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

La temporada escolar es una de las más furctíferas para los comerciantes.

El retorno al colegio se acerca y el comercio ofrece una variedad de precios que las familias pueden acomodar a su capacidad de gasto. La temporada escolar es esperada con mucha ansiedad por los comerciantes y empresarios de este sector, porque les queda muy focalizado en lo que se venda desde diciembre hasta marzo. El sector del comercio del país espera que las ventas en esta temporada escolar, que son jalonadas por el calendario A, sean el 70% del total anual, pero con las ventas anuales incluyendo el calendario B que es el 30%, se estima que serán aproximadamente 4.1 billones. 


Las expectativas para la temporada escolar de 2016 según Sergio Ignacio Soto, director ejecutivo de Fenalco Antioquia: “Es un refresco al comercio de esos sectores de librerías y papelerías, vinculadas a temporada escolar y por supuesto todos los establecimientos”.


“Antioquia participa con porcentajes entre el 13% y 14% que nos marcan unos $600.000 millones, un crecimiento muy bajo tanto nacional como regional frente al año pasado del sector comercio”, sostuvo Soto. 


“En Colombia cada hogar gasta en promedio $300.000 durante la temporada escolar, lo cual es una cifra alta porque es prácticamente el equivalente a un medio salario mínimo legal vigente”, agregó.


Fenalco Antioquia estima que en el país hay unos 16.000 establecimientos de papelerías, librerías y útiles escolares, lo cual genera cerca de unos 40.000 empleos y en Antioquia hay 2.300 establecimientos que generan alrededor de 6.000 empleos.


Por su parte, Javier Gaviria Betancur, director ejecutivo de la Asociación de Comerciantes de Guayaquil (Asoguayaquil), dijo que: “Como ha sido tradicional la temporada escolar en el sector de Guayaquil es bastante atractiva, desde el punto de vista de la cantidad de compradores y del punto de vista de la oferta que tienen los establecimientos comerciales del sector”.


Gaviria Betancur hace una invitación abierta para que los ciudadanos de Medellín visiten Guayaquil, porque con menos de $100.000 se puede adquirir todo lo que se requiere para atender la jornada escolar de un niño, sin incluir los libros.


Estella Anillo, madre de familia de una estudiante, opinó que en general los productos escolares en comparación del año pasado han subido, sin embargo en Guayaquil hay descuentos muy buenos.


En la temporada escolar se benefician básicamente productos y bienes como lo son los cuadernos, libros, cartillas, reglas, bolígrafos, colores, memorias USB; igualmente todo tipo de telas, calzado, maletas, maletines y loncheras, etc. 


Además, Soto comentó sobre el comercio escolar que: “Este es un tema de clúster que también impacta todo a su alrededor, las computadoras y tablets también tienen el beneficio de ser jalonadas por la parte escolar y la tecnología que irradia todos los establecimientos educativos”. 


“A pesar de la gran irrupción de la tecnología, sigue reaccionando bien el sector porque prácticamente en Antioquia, tanto los gobiernos departamentales como la Alcaldía de Medellín, en especial, han privilegiado mucho la educación en sus Planes de Desarrollo, entonces esto también logra beneficios en la construcción de centros escolares y parques educativos, ya que colegios del sector privado también hacen inversiones. Hay dotaciones inmobiliarias y ese privilegio conlleva a que haya necesidad de surtir con lo debido en tecnología y útiles escolares para que los resultados sean mejores en este sector”, explicó.


En adición, también resulta favorecido en el departamento de Antioquia, lo que es vestuario, confección y calzado escolar, asimismo el servicio de transporte, aquellos especializados en lo escolar tienen ventajas y por supuesto, los colegios y escuelas reciben pagos de matrículas o pensiones que ese es un gasto considerable de la familia. 


En general, el sector del comercio no creció prácticamente en el 2015, se espera un crecimiento entre el 1% y 2% del sector en el 2016 y esto se debe a que los comerciantes han tenido obstáculos con todas las afectaciones al consumo y a la capacidad de pago agotada por el aumento de impuestos.



Características de Guayaquil

“Hay dos características en temporada escolar, porque tenemos muy buena calidad, diversidad de productos, todos los puestos de útiles escolares, escritorios de oficina y la mejor oferta en precios de la ciudad. Eso lo percibimos en comparativos y encontramos que entre la cultura de costos de nuestros comerciantes en el sector de Guayaquil se debe a que ofrecemos unos precios más módicos y lo que hemos identificado entre los primeros días de enero, es que ya hay bastantes compradores para surtirse de lo necesario en la temporada escolar”, argumentó Gaviria Betancur, director ejecutivo de Asoguayaquil.