Economía

The water dams’ level has decreased by 5%
5% ha disminuido el nivel de los embalses
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
8 de Enero de 2016


Se espera que la reducción de los embalses no sea tan grande, gracias a que el país cuenta con plantas de generación térmicas, las cuales pueden llegar a producir cerca de la mitad de la energía que consume el país.


Foto: Cortesía 

Es importante mirar el nivel de los embalses como un agregado nacional y no por zonas geográficas.

Al 30 de noviembre de 2015, el nivel de los embalses se encontraba en el 66%. Al 31 de diciembre este nivel se ubicó en el 61%. Esta reducción del 5% en el nivel de los embalses es natural debido a que diciembre es un mes relativamente seco que además se vio impactado por una disminución en las lluvias. 


Según la firma especializada XM, filial de ISA, “en los próximos meses lo que veremos es que este nivel de los embalses van a seguir disminuyendo, porque el agua que se va a ir utilizando en la generación de energía es más de la que va a llegar a los embalses, no sólo por la reducción en las lluvias que genera El Niño sino también porque los meses de enero y febrero son históricamente los meses más secos del año en Colombia”. 


Además, los aportes hídricos durante diciembre se situaron en el 51,5% de la media histórica, como consecuencia del fenómeno de El Niño.


Esto quiere decir que “la hidrología o aportes a los embalses se ha impactado cada mes, desde septiembre pasado, entre un 40 y 60%. Es decir, en promedio ha llovido la mitad de lo que llueve normalmente durante los últimos meses”, indicó XM.


 Hay que recordar que el nivel de los embalses y los aportes hídricos son sólo dos de las variables que inciden en la energía con que cuenta el Sistema Interconectado Nacional.


Según el ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada, “los embalses en este momento están en un 61%, pero hay que hacer más esfuerzos. Se vienen los meses más duros del fenómeno de El Niño”. Siendo este un llamado a los colombianos para que se ahorre agua y energía.


De acuerdo con los cálculos que se hacen con los pronósticos de lluvias y los análisis históricos en otros fenómenos de El Niño, el cálculo aproximado es que a finales de la temporada seca que está empezando, los embalses pueden llegar al 30%, sostuvo la firma XM.


Lo que incidió


Otras de las variables que más inciden son la demanda y la generación térmica. En cuanto a la primera, el consumo de energía creció 5,7% respecto a diciembre de 2014, ubicando la demanda total cerca del escenario alto planteado por la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme).


Por su parte, la generación térmica se ubicó en diciembre en 82 GWh/día en promedio, cifra que, aunque mayor que la de noviembre, se esperaba fuera más alta, ya que dadas las condiciones energéticas actuales se requiere que la generación térmica alcance los 93 GWh/día.


María Nohemi Arboleda, gerente general del Centro Nacional de Despacho (CND), informó mediante un comunicado de prensa de XM que “la fase más fuerte del fenómeno de El Niño ya comenzó y esto hace más apremiante el que todos hagamos una reducción en el consumo de energía. El crecimiento de la demanda en diciembre nos indica que los colombianos no estamos acatando el llamado al ahorro que ha hecho el Gobierno, tanto desde el Ministerio de Minas y Energía como del de Ambiente”.


Los últimos informes de las agencias internacionales indican que el impacto de El Niño podría prolongarse hasta junio de este año, razón por la cual no se puede bajar la guardia ni escatimar en la implementación de medidas de ahorro con el fin de minimizar el riesgo de un eventual racionamiento.


Por eso es que el presidente Juan Manuel Santos ha dicho que si bien en algunas regiones del país ha llovido, esto no quiere decir que el fenómeno de El Niño haya bajado su intensidad, por el contrario, lo “peor está por venir”.



Medidas para ahorrar agua y energía, según XM

1. Apagar las luces que no se necesitan o en espacios que van a estar desocupados.


2. No abrir la nevera si no es necesario y dejarla abierta el menor tiempo posible.


3. Cambiar los bombillos por iluminación LED.


4. No dejar conectados electrodomésticos que no se estén utilizando.


5. Desconectar cargadores y adaptadores de equipos cuando no estén siendo utilizados.


6. Limitar la ducha diaria a cuatro minutos.


7. Cambiar las neveras antiguas  por neveras nuevas que son más eficientes.


8. Evitar utilizar el horno eléctrico.


9. Limitar el uso de aires acondicionados.


10. No abrir puertas ni ventanas en lugares que tienen aire acondicionado.


11. Evitar el uso de calentadores de ambiente y tinas (calentadores de agua) eléctricos.