Economía

Fracasa tutela que buscaba frenar la venta de Isagén
Autor: Redacción EL MUNDO
7 de Enero de 2016


Según la acción, faltan por resolverse dos demandas por nulidad sobre el proceso de enajenación.


Foto: Archivo El Mundo 

Así las cosas, la tutela fue negada por improcedente y la solicitud para frenar provisionalmente la venta fue rechazada.

Un fallo del Juzgado 16 de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad negó la acción de tutela presentada por el ciudadano Luis Eduardo Hincapié Medina, que pedía una nueva medida cautelar para frenar el proceso de enajenación de las acciones del Estado colombiano en Isagén.


El demandante argumentó que continuar con el proceso de venta, sin que el Consejo de Estado haya decidido sobre las dos demandas de nulidad que están siendo estudiadas por el tribunal, implica un "perjuicio inminente y grave" y ponía en riesgo su derecho fundamental al acceso a la administración de justicia. (Lea también: Comienza la cuenta regresiva en puja por Isagén)


Para el señor Hincapié Medina, "si bien el camino jurídico es la "acción de nulidad simple", el juez de tutela puede conminar y prevenir, a fin de evitar una eventual vulneración o poner fin a una afectación de derechos fundamentales, con la venta de Isagén, y encontrarse el demandante impedido o limitado por la vacancia judicial".


Sin embargo, para la juez Shirley del Valle Albarracín (autora del fallo), los argumentos no son válidos pues, si bien existen dos demandas ante el Consejo de Estado que buscan que se declare nula la venta, el demandante no hace parte de ninguna de ellas y, por lo tanto, su derecho a la administración de justicia no está siendo vulnerado.


Así las cosas, la tutela fue negada por improcedente y la solicitud para frenar provisionalmente la venta fue rechazada. Las partes fueron notificadas del fallo el pasado lunes. (Lea también: La creciente expectativa de venta impulsa acción de Isagén)


¿En qué va el proceso?


Para el próximo miércoles está programada la subasta de Isagén, en la que participarán el fondo de inversiones Brookfield Asset Management y la firma chilena Colbún. Ambas deberán presentar su oferta y el Gobierno escogerá la de mayor valor.


El precio de partida es 4.130 pesos por acción, lo que significaría una suma de 6,5 billones por los 1.570 millones de acciones que tiene el Gobierno en la empresa de energía; esto corresponde a una participación de 57,6 % que le dará al ganador la subasta la mayoría y el control de la firma.


En este momento el Consejo de Estado tiene en estudio una demanda de nulidad simple presentada el pasado 2 de junio por 12 senadores de la República, argumentando que hubo falsa motivación en el decreto que dio vida a la venta de Isagén (1609 de 2013 expedido por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público).


El argumento es que el Gobierno dijo que iba a utilizar los recursos de la venta para las vías de cuarta generación pero, según los demandantes, en realidad este dinero se empleará para financiar a empresas privadas.


El 10 de noviembre también se radicó ante el Consejo de Estado otra demanda en el mismo sentido por Justicia Tributaria, sin embargo, se desconoce si el tribunal la admitirá o no.


A estas alturas, lo único que podría evitar que se realice la subasta sería que el Consejo de Estado, en virtud de la demanda de los senadores, emita una medida cautelar para evitar el proceso.


No obstante, este escenario es poco probable: por un lado, la rama judicial (lo que incluye al Consejo) está de vacaciones y reanuda actividades hasta la víspera de la venta (es decir, el martes 12 de enero) y, en segundo lugar, porque el Consejo de Estado ha fallado a favor del Gobierno todas las demandas hasta ahora presentadas para pedir la nulidad de la venta.


*Con información de Eltiempo.com