Economía

2015 took the dollar above $3,000
El 2015 llevó el dólar sobre $3.000
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
31 de Diciembre de 2015


Durante los últimos quince días, el peso ha recuperado cierto valor frente a la moneda estadounidense, lo que viene explicado por el mayor consumo de petróleo para calefacción en los países del norte y una menor demanda de la divisa en Navidad.


Foto: EFE 

El dólar fue alcanzando máximos históricos desde marzo, y el 15 de diciembre tuvo su precio más alto en el año.

El precio del dólar en Colombia lleva tiempo subiendo. Sin embargo, desde enero hasta diciembre ha mostrado una curva en permanente ascenso, llevando a la moneda estadounidense desde $2.390 empezando el año hasta los $3.300 en este último mes, precio alrededor del cual los analistas y el mismo ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, consideran que está el nuevo valor promedio de la divisa. 


Durante el primer trimestre del año, cuando el dólar había superado los $2.600, Alejandro Torres García, jefe del Departamento de Economía de Eafit, consultado en aquel momento, señalaba: “Este primer semestre va a seguir siendo muy volátil, como la gente no sabe qué va a pasar con la Reserva Federal, con la Unión Europea y con el petróleo, hay muchos apostándole a un dólar alto. Es muy difícil predecir cuál va a ser el precio en medio de tanta incertidumbre, pero para el segundo semestre bajará un poco”.


Pero el precio no disminuyó. Periódicamente, el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Económica para América Latina y diversas instituciones reestimaron hacia la baja la cifra de crecimiento de la economía mundial, destacándose en los análisis China y Europa, con lo cual bajaba el precio del petróleo, dada la disminución de demanda y la oferta inalterable que ha mantenido la Opep.


De esta forma, el dólar fue alcanzando máximos históricos desde marzo, y el 15 de diciembre tuvo su precio más alto en el año, al marcar $3.356 en términos de Tasa Representativa del Mercado (TRM), que es la tasa diaria que emite la Superintendencia Financiera.


Los analistas consultados a lo largo del año coincidían en que la incertidumbre sobre el desempeño de las mayores economías, o las más consumidoras de materias primas, como la china, y la relación de esto con el consumo petrolero mundial que al bajar colocó al hidrocarburo en precios bajos, fueron las explicaciones fundamentales del alto precio de la divisa.


Esto, claro está, tuvo sus consecuencias dentro del componente importado de la economía colombiana, que se sintió sobre todo en el último cuatrimestre del año, según los informes de la inflación dados por el Banco de la República.


El impacto, por ejemplo, en artículos importados por los comerciantes hicieron que este sector, representado por Fenalco, señalara de manera continua bajas cifras en ventas a lo largo del año.


Aunque la lógica económica dice que una moneda devaluada, en este caso el peso, debería ayudar a las exportaciones, en el caso colombiano esto aún no se ha percibido según las cifras de la balanza comercial del país, indicó el economista Giovanni Montoya Aldawe, jefe de contenidos del Grupo Agora, quien sostuvo que habría que esperar esa reactivación en 2016.



La volatilidad

Más que un dólar bajo o alto, la principal preocupación de los empresarios ha sido la volatilidad del precio de la divisa. Así lo ha manifestado Juan David Pérez Ortiz, gerente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) seccional Antioquia: “No es que nos guste que el dólar esté alto o bajo, lo que necesitamos es que esté estable para poder invertir sin miedo, esta volatilidad no nos deja trabajar tranquilos”.


En ese mismo sentido, Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, gremio del comercio exterior, aseguró que para los empresarios es importante tener un punto de equilibrio en la tasa de cambio para salir a exportar, porque en las circunstancias actuales es posible que una compañía invierta para exportar y cuando esté lista, el dólar vuelva a bajar.