Economía

At the most the 8th of January there will be a decision on El Quimbo
Máximo el 8 de enero habrá decisión sobre El Quimbo
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
29 de Diciembre de 2015


La acción judicial del Ejecutivo Nacional busca contrarrestar los efectos prácticos de la decisión de la Corte Constitucional del 10 de diciembre, por medio de la cual se declara la inexequibilidad del Decreto 1979 del 6 de octubre de este año.


Foto: Cortesía 

La piscicultura en Betania, aguas abajo de la represa El Quimbo, podría verse afectada seriamente si no se mantiene en funcionamiento la circulación de las aguas.

A más tardar el 8 de enero de 2016 el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado de Neiva tendrá que decidir sobre la tutela para reactivar la hidroeléctrica de El Quimbo, introducida por el Gobierno Nacional en su búsqueda de que la planta no siga paralizada.


Así se conoció al contactar al tribunal, que confirmó que el recurso fue admitido el mismo jueves 24 de diciembre, cuando lo introdujeron de manera conjunta los ministerios de Minas y Agricultura, por lo cual, según la ley, dicha corte tiene un máximo de diez días hábiles para pronunciarse sobre el caso.


De acuerdo con Tomás González Estrada, ministro de Minas: “El Gobierno Nacional va a recurrir a todas las herramientas que le da la ley para evitar los daños ambientales, sociales y económicos que se ocasionan si no se permite la generación de la hidroeléctrica de El Quimbo.  Además, no podemos olvidar que apagar esta central hidroeléctrica significa perder energía para el país”.


Según un comunicado de prensa del Ministerio de Minas, es importante resaltar la inconveniencia de apagar El Quimbo en medio de un fenómeno de El Niño que ha reducido el nivel de embalses en todo el país, causando que el sistema energético sea más vulnerable. Puntualiza el boletín que mientras estuvo prendido, la operación de El Quimbo ayudó a aumentar la generación de energía, aportando cerca del 5% de la demanda del país.


No contar con las operaciones de El Quimbo significa perder generación de energía en momentos en que el país más lo necesita, teniendo que gastar más agua de otros embalses.


Por otra parte, paralizar la represa, señaló el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri, produce efectos nocivos sobre la población de peces que se cultivan en el embalse de Betania, localizado aguas abajo de El Quimbo, “donde hay 19.000 toneladas de peces en cultivo e impedirá el flujo de agua, lo que tiene consecuencias catastróficas teniendo en cuenta el proceso de descomposición de la materia orgánica que representa un veneno para los peces”. 



Sin sustituto

En relación al tema energético, hay una gran preocupación dado que ese 5% de todo el suministro nacional que aporta El Quimbo no podría ser sustituido en caso de que se interrumpiera, afectando la ya difícil situación energética del país, según lo señaló Ángela Montoya Holguín, presidente de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), quien además precisó: “No tenemos cómo reemplazar al apagar una planta de ese tamaño, que es equivalente a apagar un municipio completo”. 


Agregó Montoya Holguín: “Nosotros en el sector de generación eléctrica nos comprometemos a pasar este fenómeno de El Niño sin racionamiento y sin apagón, siempre y cuando la totalidad de las plantas de generación puedan suministrar su potencia. Si nos quitan 400 MW es una situación muy difícil, que nos deja en una posición apretada para pasar el fenómeno”.