Nacional

Represa El Quimbo seguirá suspendida hasta nueva orden
19 de Diciembre de 2015


A pesar de las pruebas que permiten demostrar que no hay deterioro en el agua que ingresa a Betania ni afectación a su piscicultura durante las semanas en que se mantuvo la generación de energía con la central El Quimbo, no se permitió su reinicio.


Foto: Archivo El Mundo 

La suspensión temporal tendrá apagada la Central Hidroeléctrica de El Quimbo hasta enero del 2016. 

La multinacional Emgesa reveló que al cierre del día de ayer y habiendo ya iniciado el periodo de vacancia judicial, fue informada que el Tribunal Administrativo del Huila manifestó que pospondría la toma de la decisión de levantar o suspender temporalmente la medida cautelar que permitiría reactivar la operación en la Central Hidroeléctrica El Quimbo hasta el fin de la vacancia judicial, el 12 de enero de 2016.


La compañía lamentó que, a pesar de todos los esfuerzos realizados para prestar nuevamente el servicio público de energía a través de El Quimbo, no fuera posible reanudar su operación y por lo tanto, la nueva Central Hidroeléctrica con capacidad de atender cerca de 5 % de la demanda diaria nacional, deberá continuar apagada hasta enero de 2016.


“No hay certeza de la fecha de reinicio de la prestación del servicio público de generación de energía a través de dicha Central, máxime considerando que las labores de la rama judicial en el país estarán en periodo de vacancia desde mañana, 19 de diciembre, hasta el 12 de enero del próximo año”, dijo en un comunicado.


Solicitud levantamiento de la medida


Mediante comunicación del 16 de diciembre pasado, la compañía solicitó formalmente al Tribunal Administrativo del Huila levantar la medida cautelar, aunque fuera de manera temporal. Esta solicitud se fundamentó en informes y reportes al Tribunal por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) que se han presentado y en pruebas que demostrarían que Emgesa dio cumplimiento al retiro de biomasa (material vegetal) y de madera del embalse de El Quimbo, conforme con las exigencias de la Licencia Ambiental.


“Además, existen pruebas objetivas que permiten determinar que los supuestos del principio de precaución, invocados para impedir la generación en El Quimbo no son válidos, dado que las mediciones diarias de calidad del agua en el río Magdalena demuestran que no ha habido deterioro del líquido que ingresa a Betania, ni afectación a su piscicultura durante las semanas en que se mantuvo la generación de energía con la central El Quimbo”, agregó la firma en una nota de prensa.


*Con información del diario El Huila.