Fútbol en el Mundo

In search of the world crown
En busca de la corona mundial
19 de Diciembre de 2015


River Plate (Argentina) y Barcelona (España), dos históricos del fútbol orbital, disputarán mañana la posibilidad de llevarse el título que los acredite como el mejor del mundo de la temporada 2015.


Foto: EFE 

Luis Suárez, jugador de Barcelona.

Redacción EL MUNDO-Agencias


deportes@elmundo.com


Sin confirmar la presencia del astro argentino Lionel Messi ni la del brasileño Neymar, el Barcelona, de Luis Enrique, saldrá mañana con la intención de conquistar el trofeo con el que redondearía una temporada histórica, en la que ya ganó la Liga (2014-15), la Liga de Campeones (2014-15), la Supercopa de Europa y la Copa del Rey.


Barcelona llega a esta instancia como el campeón europeo y tras derrotar 3-0 a Guangzhou (China) en la semifinal, gracias a una tripleta del uruguayo Luis Suárez. En un partido en el que no estuvieron Messi ni Neymar.


Respecto a la ausencia de estas dos figuras del equipo azulgrana (Neymar por lesión y Messi por un cólico nefrítico), el volante Andrés Iniesta manifestó que son ”adversidades importantes a las que el equipo debe sobreponerse. Son jugadores básicos para nosotros, esperemos que mañana podamos contar con los dos para que todo sea más fácil”, destacó.


Y es que en la práctica de ayer, la penúltima antes de la final ante River, la escuadra catalana entrenó sin la presencia de Messi por lo que las dudas respecto a su inclusión en la nómina continúan, aunque los hinchas de su equipo mantienen la esperanza. El rosarino manifestó en sus redes sociales tras el triunfo en las semifinales que “espero estar al 100% para poder ayudar en la final. Me duele mucho perderme cualquier partido”. Mientras que Neymar continuó con su proceso de recuperación. 


Respecto al partido de la final, que comenzará a las 5:30 a.m. (hora de Colombia), el arquero chileno Claudio Bravo manifestó que “enfrente tendremos un conjunto con mucha historia y grandes jugadores. Va a ser un duelo muy bonito”. De ganar mañana, Barcelona completaría su tercer título en los mundiales. 


Ilusión argentina


Por su parte, el cuadro riverplatense, en el que milita el defensa colombiano Éder Álvarez Balanta, llega a esta final luego de quedar campeón de la Copa Libertadores (2015) y de ganar en la semifinal al Sanfreece, de Japón, 1-0, y a la espera de dar una sorpresa ante el gran favorito.


El equipo de la banda cruzada tendrá en su ataque a Lucas Alario, quien fue el encargado de marcar el gol que pone a River Plate a pelear por primera vez una final del Mundial de Clubes. 


“Tengo que disfrutar esto, no se da todos los días estar acá, vivir esto, el apoyo extraordinario de la gente en las tribunas. Hay que estar para vivir esto. Vamos por más, es el título con el que soñamos”, dijo el delantero antes del partido, que de paso será el primer encuentro oficial que estos equipos jueguen entre sí en su historia. 


El partido por el tercer puesto entre Sanfrecce y Guangzhou se disputará mañana a las 2:00 a.m. (hora de Colombia), en el estadio de la ciudad de Yokohoma.  



Sobre el Mundial

La primera versión del Mundial de Clubes se celebró en el 2000, en Brasil, (fue un torneo experimental con equipos de todos varios continentes y que fue ganado por el Corinthians, de Brasil). Desde el año 2005 se disputa anualmente. La edición número doce reunió a los seis campeones de las distintas confederaciones:


-Barcelona (Europa)


-River Plate (Sudamérica)


-América (Norte y Centro América)


-Mazembe Englebert (África)


-Guangzhou Evergrande (Asia) 


-Auckland City (Oceanía)


-Sanfrecce Hiroshima (Japón. Invitado). 




En caso de empate

Si un partido termina en empate después del tiempo reglamentario, se jugará una prórroga (dos partes de quince minutos cada una) y, posteriormente, si es necesario, habrá una tanda de penaltis para determinar el equipo ganador.