Nacional

84% de los colombianos considera que a mayor edad, menos oportunidades laborales
16 de Diciembre de 2015


El resultado se obtiene del estudio ¿a qué le tienen miedo los colombianos?, encuesta realizada por Adecco Colombia.


Foto: Cortesía 

Con la intensión  de conocer qué característica genera temor de un jefe, el (45%) manifiesta que la característica más relevante que genera temor hacia su jefe es que no escucha.

El estudio realizado en el país (51 %) mujeres y (49 %) hombres, entre los 25 y 45 años, revela que el (41 %) de los colombianos le tiene mayor temor a no encontrar trabajo en el campo profesional, frente al (30 %) que considera tenerle mayor miedo a que la intensidad laboral y horaria interrumpa su vida personal, (16 %) a ser despedido de la empresa y el (13 %) a que el trabajo le impida continuar o culminar sus estudios.


Por lo anterior, donde el (43 %) teme a no encontrar trabajo en el campo profesional u oficio, el (75 %) afirma que ha tenido dificultades para encontrar trabajo, mientras que un (25 %) manifiesta que encontrar trabajo en su profesión no implica ninguna dificultad.


Ahora bien, teniendo en cuenta que los colombianos han tenido alguna dificultad en el momento de encontrar trabajo, el (34 %) manifiesta que la alta competencia es la mayor dificultad para encontrar trabajo, (30 %) que la mayor dificultad es la falta de experiencia, (24 %) encontrarse sobre calificado para el cargo, y el (13 %) por falta de formación académica. Sin embargo, el (84 %) de los encuestados consideran que a mayor edad, existen menos oportunidades en el mundo laboral.


En este sentido, Gina Paola Delgado, Consultora Estratégica Organizacional de Adecco Colombia, sostiene que: “Los temores de los colombianos frente a la edad en materia laboral radica precisamente en los estándares a los que se han sometido hoy día las empresas, estándares que van de la mano de “una bonita imagen”, “estereotipos”,  “modernidad”, “mente abierta”, paradigmas como los avances tecnológicos y la globalización en general, que lleva a los empresarios a pensar erradamente que después de los 35 años o más, se tiene menor flexibilidad frente a los cambios o una ética profesional distinta que podría limitarnos. Así mismo,  el mercado demuestra que entre más experiencia, edad y trayectoria laboral, más costosos son los servicios, por lo que el empresario prefiere sacrificar conocimiento, calidad  y en muchos casos productividad, por cargas prestacionales menores”. 


Al indagar si dentro de las compañías en las que actualmente trabajan los colombianos existen temores principalmente con su jefe en el ambiente laboral, el (48 %)  indica que no ha sentido ningún tipo de temor con su  jefe, aunque el (42 %) manifiesta haber sentido temor por su jefe alguna vez, de los cuales el (47 %) son jóvenes que no superan los 25 años.


Formados para emprendedores  


“Esta nueva generación es formada para ser emprendedores, el modelo educativo se basa en egresar estudiantes motivados  a  “crear empresas” , “ser independientes”, “ser su propio Jefe”, esto por supuesto significa, que en términos de competencias laborales, los directivos se pueden estar enfrentando a personas que tal vez,  no le teman a experimentar un mal clima laboral  porque tienen la opción de ser independientes, arriesgarse y generar empleo y  así,  obtienen el beneficio de dejar de  trabajar bajo supervisión, tener un jefe que le exija resultados e informes y aceptar ordenes,  por lo que se hallaría entonces, la respuesta del por qué ya no vemos “la estabilidad laboral” que se conocía anteriormente en otras generaciones que permanecían  en un mismo cargo y en una misma organización durante años”, agrega Gina Paola Delgado.


Con la intensión  de conocer qué característica genera temor de un jefe, el (45%) manifiesta que la característica más relevante que genera temor hacia su jefe es que no escucha, (24%) teme que su jefe sea impositivo, (20%) que mantenga un mal humor y un (11%) les genera temor las referencias por parte de terceros hacia su jefe. “Esta actitud genera vulnerabilidad y pérdida de cohesión en el equipo. Todo ello deteriora la confianza entre el subalterno y el directivo, y debilita aún más la comunicación. No se trata de oír, se trata de escuchar. Si trasladamos este concepto a la vida laboral, una persona que no es escuchada se siente incomprendida, lo que conlleva a un sentimiento de frustración y desmotivación y por tanto un deterioro en su capacidad de alcanzar ciertos objetivos determinados que al final, afectan los objetivos del equipo”, sostiene la ejecutiva.


Finalmente, frente a los miedos o temores que los colombianos tienen individualmente en materia laboral, el (55%) le genera temor enfrentar y asumir nuevos retos, (19%) le genera temor ser un líder, (16%) trabajar en equipo y el (10%) le teme a competir y destacarse en el entorno laboral. Sin embargo, la Consultora Estratégica Organizacional de Adecco Colombia, recomienda a las empresas, “animarse a contratar una variedad generacional para que no se  pierdan el beneficio de una cultura enriquecida y con mayor oportunidad de potencializar las aptitudes organizacionales”.