Fútbol en el Mundo

River Plate, on stage
River Plate, a escena
Autor: Redacción EL MUNDO
15 de Diciembre de 2015


La segunda semifinal la disputará este jueves Barcelona ante el Guangzhou Evergrande chino, en partido que se hará en el estadio Internacional de Yokohama (5:30 p.m.).


Foto: EFE 

River Plate espera reencontrarse con su mejor nivel para escribir una página de gloria en su historia en el Mundial de Clubes.

A River Plate le llegó su turno. El campeón de Copa Libertadores se estrena en el Mundial de Clubes y su misión será no sólo superar al Sanfrecce Hiroshima nipón en la primera semifinal, sino enseñar las credenciales que avalen sus aspiraciones al trono que pretende ocupar el Barcelona.


Aunque llega a esta cita en Japón de capa caída y sumido en un proceso de renovación tras la marcha de jugadores importantes, el equipo argentino alimenta la esperanza de conseguir un título que se ha vuelto esquivo para el fútbol suramericano. Los millonarios terminaron novenos el campeonato nacional y en los últimos 18 partidos oficiales acumularon nueve derrotas, cinco triunfos y cuatro empates.


Sin embargo, no se puede olvidar que a las órdenes de Marcelo Gallardo, se han adjudicado la Copa Libertadores, la Recopa Sudamericana, la Supercopa Euroamericana, la Copa de Oro y la Copa Suruga.


Para este juego, que se hará mañana miércoles en el estadio Nagai de Osaka (5:30 p.m.), Gallardo podrá contar con el Pato Sánchez y Matías Kranevitter, antes de su marcha al Monterrey mexicano y al Atlético de Madrid, respectivamente, y quienes forman la columna vertebral de los porteños junto a jugadores como Barovero, Maidana, Ponzio, Pisculichi o Rodrigo Mora.


Hace 19 años River Plate jugó por primera vez este certamen, antes denominado la Copa Intercontinental y enfrentará a un rival con más experiencia en esta nueva versión, porque la formación japonesa ya participó en la edición de 2012, en calidad de representante del país organizador.


Por eso para el Sanfrecce Hiroshima es un momento especial. En apenas diez días, el equipo ganó la final de la J.League y obtuvo la consiguiente clasificación para la Copa Mundial de Clubes, en la que se estrenó con una victoria sobre el Auckland City (2-0). Tres días más tarde, se imponía en cuartos de final al TP Mazembe Englebert (3-0), y ahora está a punto de desafiar a un grande del fútbol mundial por un puesto a la final. Con un plantel compuesto casi exclusivamente de jugadores japoneses, excepto el brasileño Douglas y el croata Mihael Mikic, los locales se han ganado el apoyo de todo el país gracias a un juego intenso y atrevido, sin descuidar la solidez defensiva. Presentan un balance impecable, de cinco goles a favor y ninguno en contra, y su moral no podría estar más alta.


Por el quinto


El choque por el quinto puesto del Mundial de Clubes enfrentará mañana (2:30 a.m.) al América mexicano y al TP Mazembe. Los campeones de la Concacaf y de la CAF (África), que nunca antes se habían visto las caras, aspiran a sacarse la espina luego de sus respectivas decepciones en cuartos de final.


América perdió 1-2 frente al Guangzhou Evergrande chino, mientras que el Mazembe cayó 3-0 frente al Sanfrecce Hiroshima.