Economía

Tiptronic: the fashionable gearbox
Tiptrónica: la caja de cambios de moda
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
12 de Diciembre de 2015


En Colombia las cajas automáticas no han sido tan populares como las manuales debido a que en los años 70, 80 y 90, cuando hubo un boom de carros con esta transmisión.


Foto: Cortesía 

La caja tiptrónica permite elegir entre la modalidad manual y la mécanica con sólo un botón. 

Los primeros carros, hablamos de principios del siglo XX, tenían caja de cambio manual o sincrónica, ya en 1939 se incorpora la llamada automática, pero hoy en día el nuevo estandar es la conocida como caja tiptrónica, más avanzada que sus predecesoras y que además une las ventajas de las anteriores.


Óscar Ortega, jefe de capacitación de la coreana KIA en Colombia, explica que en las cajas de cambios mecánicas o manuales el cambio de engranajes es decidido por el conductor, y en las secuenciales o automáticas es un mecanismo autónomo que va llevando a medida que el conductor acelera los engranajes al punto en que se obtiene mayor velocidad.


Indica Ortega: “Dentro de las cajas automáticas están las mecánicas, que tienen guayas; las híbridas, que tienen partes electrónicas y mecánicas; y están las tiptrónicas, que tienen mandos computarizados, van enlazadas al computador del carro y van cuidando el mecanismo”.


La importancia de este conjunto de controles electrónicos, subraya el especialista, es que una caja secuencial clásica lo que hace es pasar los cambios, y eso hace que se pueda dañar un componente por un exceso de revoluciones o al devolver el cambio (por ejemplo al pasar de tercera a segunda), mientras que la tiptrónica a través de sus sensores evita un cambio brusco, con lo cual el mecanismo está mejor protegido.


Pero el detalle más importante de las tiptrónicas es la posibilidad que le ofrece al conductor de pasar de manejar un vehículo automático a uno sincrónico o manual, sólo que sin tener que pisar el clutch. Comenta Ortega: “Al ponerla en manual tú puedes decidir en qué cambio la quieres llevar”.


Según el especialista, estas posibilidades son importantes en ciudades como Medellín donde hay muchas faldas montañosas: “Muchos usuarios fuerzan un vehículo al subir una loma en ‘drive’ o automático dado que se ve forzado a buscar la velocidad adecuada, mientras que si en ese terreno se usa la caja en modo manual y se coloca en segunda o tercera el carro sube mejor y sufre menos”. Y agrega que en ciudad o en terreno plano basta con usar la caja en modo automático, lo que brinda comodidad.


Ortega explica que la mayoría de las empresas está migrando a estas cajas porque consigue con ellas proteger más al motor. “Ferrari ya no ofrece cajas mecánicas, Porsche ofrece tiptrónicas y cajas mecánicas, debido a que sus usuarios valoran mucho el sentir control sobre el vehículo”, afirma el experto. Sin embargo, admite que esta caja hace al automóvil un poco más costoso. A pesar de ello, en el mercado colombiano muchos vehículos de la gama más baja ya la están ofreciendo como opción.  



¿Y si se daña?

En opinión de Óscar Ortega, jefe de capacitación de KIA en Colombia, el mantenimiento de un vehículo con la caja de cambios tiptrónica no es más costoso, dado que la misma viene controlada electrónicamente y garantiza que el motor no se vaya a forzar. De tal manera que “si uno le da su buen mantenimiento dentro de los tiempos adecuados puede durarte mucho más que una manual y no tienes que cambiar nada”.


Ahora bien, Henry Rojas, propietario de la empresa Hidromatic -especializada en la reparación de cajas automáticas-, considera que ciertamente las cajas tiptrónicas son más avanzadas, y “un vehículo con ella es más versátil y cómodo”.


Sin embargo, a la hora de la reparación, puntualiza que la cifra puede ser importante. El costo de arreglarla comparado con el de una caja manual puede ser cuatro o seis veces mayor, dependiendo de la marca.