Economía

It is not normal for a car to vibrate a lot
No es normal que un carro vibre mucho
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
12 de Diciembre de 2015


Problemas que van desde la suspensión y pasan por la dirección, frenos, estados de las llantas y hasta fallas del motor son los que pueden explicar que el manejo del automóvil no sea lo confortable y fluido que debería ser.



La alineación de las llantas corrige las vibraciones que se pueden presentar en el sistema de dirección.

Cuando un automóvil se enciende es normal que haya una vibración constante, que corresponde al proceso de combustión interna del motor, que es un movimiento continuo. Sin embargo, si esta vibración es muy notoria, llegando incluso a transmitirse al conductor o a los pasajeros, es hora de revisar el vehículo porque algo no está funcionando bien.


Humberto Ospina, de Autollantas Nutibara, señala que es importante que el conductor pueda diferenciar las vibraciones. Si las mismas ocurren durante la marcha o el desplazamiento del vehículo, a una velocidad de entre 50 o 60 km/hora, es recomendable chequear el estado de las llantas, los rines y el balanceo, ya que la explicación podría estar en que las primeras no tengan la cantidad adecuada de aire, que haya un mal acoplamiento de los rines o que el auto esté desbalanceado. Problemas todos que se solucionan en menos de una hora en un centro especializado en llantas, balanceo o en un Centro de Diagnóstico Automotriz.


Otra posibilidad, señala el mecánico, es que la vibración se presente al momento de presionar el freno, estando el vehículo en marcha y en ese momento vibre la cabrilla o árbol de dirección. En ese caso, “hay que revisar las pastillas de freno delanteras y el estado de los discos de frenado, que probablemente deban ser rectificados”, apunta.


Pero si cuando presiona el freno, advierte Ospina, la vibración se siente en el pedal, hay que revisar en el tren trasero del carro las campanas y las bandas, es decir, el sistema de frenado que usualmente los autos traen en la parte de atrás.


Ahora bien, la explicación de la vibración puede provenir del motor. Explica Ospina: “Si cuando el carro está parado, por ejemplo en el semáforo, empieza a vibrar la palanca de cambios, es más probable que se trate del motor. En este caso, allí hay que revisar la afinación del vehículo”. 


Indica el técnico que podrían estar fallando las bujías, las bobinas que forman parte del sistema eléctrico del motor o estar sucios los inyectores, responsables del ingreso de la gasolina a la máquina.


Jorge Blancarte, de la página web autocosmos.com, agrega otro causante de vibraciones en el motor. Se trata del filtro de aire o de gasolina, que deben ser cambiados con regularidad: “Un filtro de aire sucio o de gasolina tapado pueden privar al motor de oxígeno y gasolina, respectivamente” causando brincos a la máquina.



Descartar suspensión

Argemiro Gómez, mecánico de la empresa Vehifrenos, considera que es importante descartar un problema que pasa desapercibido en la apreciación de su colega Ospina. Indica que se deben revisar los soportes del motor y la suspensión. 


En su opinión, si los soportes, también llamados “bases”, están vencidos o tienen algún daño, pueden ser los causantes del problema. Si no son ellos, se pasa a descartar un problema de suspensión como que los amortiguadores estén vencidos o tengan algún daño.


En caso de que se descarten los anteriores como problemas, corresponde pasar a chequear el motor o el sistema de frenado.