Nacional

Suspenden ascenso del general Luis Eduardo Martínez
Autor: Redacción EL MUNDO
3 de Diciembre de 2015


Aplazar el ascenso del general Luis Eduardo Martínez fue la solicitud del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, a través de una carta enviada al Senado de la República.


Foto: Cortesía 

El uniformado fue recientemente salpicado por un anónimo por supuestos nexos con el narcotráfico y los “paras”.

El uniformado fue recientemente salpicado por un anónimo por supuestos nexos con el narcotráfico y los “paras”. En la misiva el ministro considera que es oportuno no surtir el trámite de aprobación de ascenso “hasta tanto haya claridad sobre las nuevas versiones que se han conocido a través de anónimos y medios de comunicación, las cuales dieron lugar a que el propio oficial solicitara la investigación correspondiente ante la Fiscalía General de la Nación”.


Los señalamientos contra el general Luis Martínez comenzaron en 2012 con un anónimo en el que se hablaba de sus supuestas relaciones con la Oficina de Envigado y los paramilitares, especialmente con el comandante Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, cuando estuvo en Antioquia.


La información que comenzó a circular era que el general (r) Mauricio Santoyo, exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe, le dijo a la Corte Distrital de Nueva York que tenía pruebas de que el general Martínez tuvo relaciones con narcotraficantes en Medellín cuando era comandante de Policía de Antioquia. Santoyo, quien para la época de los hechos era director del Gaula en Antioquia, habría relatado que algunos oficiales de la Fuerza Pública sostuvieron relaciones con la Oficina de Envigado y grupos criminales al mando de Diego Murillo Bejarano, alias Don Berna.


Varios han salido en defensa del general Martínez, a quien califican de un hombre trabajador y que durante las últimas décadas no ha hecho más que combatir al narcotráfico. Por ejemplo, entre los reconocimientos recientes está que cuando fue comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá los índices de homicidios tuvieron la reducción más histórica en la ciudad en los últimos 30 años. Actualmente, ocupando la dirección de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía, ha dirigido junto a otros dos oficiales la Operación Agamenón, que busca dar con el paradero de los máximos jefes del Clan Úsuga.