Economía

There are expectations due to agreement with Panama
Hay expectativas por acuerdo con Panamá
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
2 de Diciembre de 2015


La negociación que tenía vigencia hasta ayer, se vuelve a extender y su temática específica es mantenida en secreto por los negociadores.


Foto: Cortesía 

Desde Panamá han llegado inversiones para Colombia por el orden de US$17.600 millones. 

Con grandes expectativas y a la espera de una solución, los empresarios panameños y colombianos con inversiones en ambos países aguardan los resultados de la séptima ronda de negociaciones oficiales entre las dos naciones, que se inició ayer y que se espera avance en la firma de un convenio para evitar la doble tributación entre las naciones.


Esta ronda, que significa la prórroga de unas negociaciones que debían finalizar ayer, fue informada mediante declaración oficial por el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, en cuya sede tienen lugar las conversaciones.


Gian Castillero, que lidera la delegación panameña, aclaró que los puntos pendientes de discusión en la negociación no pueden ser divulgados, porque se tiene el compromiso de mantener la confidencialidad en la negociación que se acordó con Colombia.


Para Eduardo Cristo Suárez, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria Colombo-Panameña, la situación es problemática porque pone a empresarios colombianos a evaluar si seguen invirtiendo en el Istmo. “No se quiere arriesgar nada, incluso las inversiones colombianas están prefiriendo ante esta situación dirigirse a otros países”, agregó.


“Por eso, nosotros como cámara binacional pedimos que haya voluntad política y se tome una decisión definitiva, porque estamos en el limbo y no creemos que eso sea bueno para la inversión”, concluyó Cristo Suárez. 


En las negociaciones, por parte de Panamá participa Gian Castillero junto a representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores y de Economía y Finanzas, específicamente de la Dirección General de Ingresos.


Colombia está representada por funcionarios de la Dian y de los ministerios de Hacienda y de Relaciones Exteriores.


En septiembre de 2014 las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, se dieron de plazo un año para negociar y suscribir un tratado bilateral de intercambio de información fiscal y persecución de la evasión.


Ese arreglo se logró luego de que el Gobierno de Colombia incluyera y después retirara a Panamá de una lista de paraísos fiscales, lo que generó rechazo tanto del empresariado colombiano como panameño, y la amenaza del Gobierno del Istmo de aplicarle una ley de retorsión a las empresas locales. 



¿Y si Panamá vuelve a la lista negra?

Si Panamá es incluida dentro de la lista de paraísos fiscales el tratamiento fiscal de los pagos hechos a ese país se vería afectado, ya que como explica Rodrigo Castillo Cottin, especialista en Derecho tributario de la firma de abogados Baker & McKenzie, cualquier pago que se hiciese desde Colombia hacia ese país va a estar sujeto a una retención del 33% o de lo contrario no sería deducible del Impuesto de Renta para el pagador en Colombia.


Otro aspecto relevante, explica Castillo, es que realizar transacciones con paraísos fiscales es una de las cinco condiciones para que una transacción pueda ser considerada “fiscalmente abusiva” de acuerdo al Artículo 869-1 del Estatuto Tributario y el resultado final es que la Dian podría tener la potestad de revisar e incluso `recaracterizar´ la operación a los fines fiscales”.