Nacional

“We are not negotiating the military”
“No estamos negociando a los militares”
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
2 de Diciembre de 2015


El Gobierno respondió negativamente a solicitudes de las Farc acerca del papel de las Fuerzas Militares en el posconflicto.



Acompañado de toda la delegación del Gobierno, el general (r) Jorge Enrique Mora Rangel le recordó a las Farc que ni el futuro de las Fuerzas Armadas, ni de la Policía, hacen parte de la agenda de La Habana.

Cortesía Oficina del Alto Comisionado para la Paz

Los famosos Terrepaz hacen parte únicamente del imaginario de las Farc,  queremos una Colombia con un futuro de fortaleza, de superación y de bienestar”, aseguró el general (r) Jorge Enrique Mora Rangel, plenipotenciario del Gobierno en la mesa de negoción en La Habana, después de que las Farc durante esta semana expresaran peticiones acerca del futuro de las Fuerzas Militares.


Las Farc, a través de Rodrigo Granda, solicitaron la desmilitarización de los territorios en los que van a vivir los guerrilleros una vez se desmovilicen, ellos llaman a estas zonas Territorios Especiales de Paz (Terrepaz). 


La guerrilla quiere que esos territorios tengan un “régimen especial y extraordinario” bajo una regulación “específica” para la “organización política, económica y social”, que será además “participativa, autogestionaria y comunitaria”, y permitirá llevar a cabo las “acciones reparativas en desarrollo de la justicia restaurativa”.


Además, las Farc habían solicitado la eliminación del Escuadrón Móvil Antidisturbio (Esmad) para promover la protesta social en el espacio público en el posconflicto. 


También propusieron la creación de una comisión especial y permanente de seguridad, que tendría la función de elaborar un plan de seguridad para el posacuerdo, incluyendo la seguridad del partido político que conformarán las Farc.


“No estamos en este proceso para dividir el país, ni para hacer entrega de territorios ingobernables. Nuestra Constitución no es para reemplazarla en la mesa. Al contrario, en ella se habla de una Colombia única e indivisible. Nunca hemos pensado en una Colombia fragmentada, no hace parte de nuestro imaginario, ¡jamás lo hemos pensado!”, afirmó Mora Rangel.


El General (r) indicó que los representantes del Gobierno no  han recibido la misión ni constitucional, ni presidencial de dividir al país. 


Mora Rangel además dijo que el Gobierno y sus delegados tienen la certeza de que la solución del conflicto armado interno debe llevar al tránsito de las Farc a un  movimiento o partido político. “Nuestro compromiso como Gobierno y sociedad es facilitarlo, asegurarlo y honrarlo. El futuro del nuevo movimiento o partido político estará sujeto única y exclusivamente al favor de los colombianos, ¡jamás a conveniencias, intereses o imposiciones!”, expresó el delegado. 


“Las Fuerzas Militares y la Policía Nacional son los que han garantizado la supervivencia del Estado Colombiano”, concluyó el plenipotenciario del Gobierno. 



Extradición

El Gobierno negó la extradición de Juan Vicente Carvajal Isidro, alias misael, miembro de las Farc encargado de las finanzas del bloque 10 de esa guerrilla y quien era solicitado por una corte de Nueva York por el delito de narcotráfico. 


Aunque en una primera instancia el Gobierno había autorizado su extradición una vez terminara de pagar en Colombia su pena por rebelión “o hasta cuando de algún modo cese el motivo de detención” el Gobierno reveló su nueva motivación para no hacerlo.


“En casos como el presente, en el que el ciudadano requerido ha sido condenado por delitos políticos en su condición de militante de las Farc, grupo armado al margen de la ley con el que se está negociando un proceso de paz, en el que si bien no es posible determinar con certeza la fecha, ni las condiciones finales en las que se implementarán la totalidad de los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación, hacen que en esta oportunidad se replantee la decisión que, en su momento, adoptó el Gobierno en la que concedió la extradición”, señala la resolución firmada por el presidente Juan Manuel Santos.