Economía

Comercio recuperaría en diciembre un año adverso
Autor: Duván Vásquez
29 de Noviembre de 2015


La devaluación del peso, una mayor carga impositiva y una inflación que se ha pasado del rango meta del Emisor han golpeado a ese sector terciario en este 2015.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

Para el comercio, las ventas de diciembre equivalen a las de cuatro meses del año.

El comercio antioqueño espera vender $10,5 billones en la temporada decembrina de este año, lo que implicaría un crecimiento del 5% en relación con la Navidad del 2014.


Aunque este sector ha crecido cerca de otro 5% hasta los diez primeros meses del año, sí ha tenido una desaceleración porque hace un año el incremento de su Producto Interno Bruto (PIB) era del orden del 8% y otros años alrededor del 10%.


Según el director ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) Antioquia, Sergio Ignacio Soto, esto es a causa de unas variables macroeconómicas y otras tributarias.


La primera de ellas es la pasada Reforma Tributaria “que ha golpeado muchísimo la estructura patrimonial”, que en los balances semestrales y en el tercer trimestre se ha notado con el Impuesto a la Riqueza. “Con una tasa efectiva de tributación del orden del 75% para el que mejor sale librado. Eso ha producido un desestímulo en la inversión en el sector empresarial tanto de capital de aquí de la región como colombiana y extranjera”, sostuvo Soto.


La devaluación del peso, que ya va en un 30% en lo que va de este año, ha afectado también a este sector porque importa en gran medida sus productos.


Por ejemplo, el 70% de los automóviles nuevos que vende el comercio es importado. Por eso la devaluación ha generado que tengan un mayor valor al traerlo del exterior.


“Teléfonos móviles celulares, como la tecnología, equipos de cómputo, informática, tablets, todos han sentido un incremento en el precio y ha frenado su proceso de ventas y su consumo”, señaló el Director y aclaró que el sector ha hecho lo posible para no trasladarle de inmediato toda la carga a los consumidores finales, sino que se han hecho graduales y menores al mismo incremento del dólar.


Otro de las dificultades es que todo ha desencadenado en una mayor inflación, cercana hoy al 6%, que también ha tocado a los bienes y alimentos producidos en el país. Lo que desmotiva a los compradores a hacer mayores gastos. Sin embargo, las ventas del sector no han caído.


¡A salvar el año!


“Esperamos salvar muy bien el año” es la consigna de los comerciantes con este mes que representa las ventas de cuatro meses del año. Según Soto, para algunas actividades del comercio representa entre el 25% y el 30% de sus ingresos anuales.


El gran ganador del comercio en esta temporada decembrina es el sector automotor, porque dentro de lo esperado por vender este contribuye usualmente con un 15%, seguido de confecciones y moda, artículos eléctricos y electrodomésticos, licores y telefonía móvil (ver gráfico).


Aunque no tienen gran aporte a las ventas totales del sector, los almacenes y tiendas que se dedican a la venta de juguetería consiguen cerca del 75% de sus ingresos en la temporada de Navidad.


Esto es muy importante porque ese es un periodo de cerca de 50 días de altas ventas para el comercio, de acuerdo con Fenalco, que indicó que empezó en los últimos diez días de noviembre y va hasta los primeros diez de enero.


Por su parte, el comerciante Javier Gaviria Betancour, presidente de la Asociación de Comerciantes de Guayaquil (Asoguayaquil), sostuvo que las ventas ya se ven, porque desde el pasado domingo 22 de noviembre se abren todos los días los establecimientos de comercio en el Centro de la ciudad y estarán así hasta el último domingo de diciembre.


De acuerdo con Gaviria Betancour, en este año están las condiciones para que haya mayor afluencia de visitantes a la zona de Guayaquil.


“Esto sobre todo porque la gente ha identificado en el sector de Guayaquil mejora en las condiciones de seguridad y en la tranquilidad. La gente está viniendo porque ha tomado confianza en el sector y de otro lado, por la calidad y los precios de la oferta que hacemos los comerciantes”.


De hecho, en el Centro de la ciudad se espera en esta temporada decembrina de 2015 una afluencia de más de cinco millones de compradores, que son locales, nacionales y hasta extranjeros que llegan a adquirir sus bienes o a surtir sus tiendas de sus lugares de origen. Por eso, sólo en Guayaquil se espera tener un incremento en ventas del 20% en relación con el diciembre del 2014.


Más trabajo


La temporada de Navidad no sólo genera ventas para los dueños de los almacenes sino que se convierte en una oportunidad para dinamizar el mercado laboral.


Según los cálculos de Fenalco Antioquia, los actuales 530.000 empleos que genera el sector comercio pasarían a 580.000 en los próximos días, debido a que se adicionan unos 50.000 puestos de trabajo temporales. Lo que, de acuerdo con Soto, es muy importante para la ciudadanía porque algunas personas acceden como vendedores para aportar a su hogar y, al mismo tiempo, generar mayores ingresos para el mismo consumo. Lo que es “un círculo virtuoso”.


Es así que con todo el dinamismo de la temporada decembrina, el comercio espera crecer en su acumulado del año entre un 5% y 5,5%. Lo que representaría ventas por cerca de $40 billones.



Impacto del alumbrado

“Aquí hay una ventaja muy alta y es que el alumbrado decembrino, que coloca a esta ciudad en el ‘top ten’ de las ciudades mejores iluminadas del mundo, nos da un aporte turístico muy valioso que impacta positivamente muchos ingresos”, afirmó el director de Fenalco Antioquia, Sergio Ignacio Soto, quien agregó que los alumbrados de Navidad “se volvieron también un gran jalonador de visitantes del resto del departamento, del país y del exterior. Eso impacta hotelería, restaurantes, transporte aéreo, transporte terrestre, taxis y comercio”.


Según él, con el cambio de ubicación de los alumbrados navideños este año, a causa de la construcción de Parques del Río, no se afectará la afluencia de consumidores: “Las mismas 400.000 visitas se van a seguir realizando” y sobre todo porque los que vienen del exterior podrán comprar más con sus dólares, lo que significa, en este caso, que la devaluación se vuelve benéfica para la región.


Para ello, ya están preparados otros 500 vendedores que han sido reconocidos por la Alcaldía para vender sus productos en los corredores de los alumbrados navideños.