Mundo deportivo

The contrasts of Colombians
Los contrastes de los colombianos
19 de Noviembre de 2015


La cuarta fase de la Eliminatoria de la Concacaf se juega con doce selecciones distribuidas en tres grupos y los dos primeros de cada uno irán a un Hexagonal final que dará tres cupos directos al Mundial de Rusia 2018.


Foto: EFE 

Jorge Luis Pinto.

Redacción-EFE


De la alegría a la intranquilidad y la impotencia. Así es el camino de contrastes que recorren los tres técnicos colombianos que disputan la Eliminatoria de la Concacaf para el Mundial de Rusia 2018.


Con seis puntos al cabo de dos partidos y el liderato del Grupo A, Juan Carlos Osorio marcha firme con México, disipando cualquier duda y uniendo a la prensa y a la afición en torno a la selección azteca.


México, que le había ganado 3-0 a El Salvador en la primera jornada de esta cuarta fase, sumó otra victoria en San Pedro Sula, donde venció 0-2 a la Honduras de Jorge Luis Pinto, que acumuló dos derrotas y es última en el Grupo A sin ningún punto.


 “Con todo respeto, ganamos con autoridad, ganamos bien, ejecutando un plan que los muchachos cumplieron”, expresó el profe Osorio señalando que “es satisfactorio” y que este triunfo “lo queremos compartir con todo el pueblo mexicano”. Un triunfo que hace historia, porque el Tri ganó por primera vez en esta ciudad desde 1965, es decir en 50 años.


Pero desde la otra orilla, Pinto lanzó una confesión de impotencia que no alcanza a maquillar su promesa de que no renunciará al cargo.


“No me pasa por la cabeza renunciar. Así es la vida, así es el fútbol, hay que creer en poder triunfar. No doy el brazo a torcer. He luchado, tengo fe y vamos a ver”, manifestó el santandereano.


Aun así, se mostró dolido por la campaña del equipo tras encajar dos derrotas seguidas y resaltó que él es el que más sufre con este deficitario balance.


“México tiene defensa recia que nos controló. Hay que ser honestos, no tuvimos la suficiente capacidad y sí un alto nivel de ingenuidad, eso corresponde a una valoración real”, subrayó Pinto reiterando que así las cosas no estén saliendo ahora, “vamos a luchar por la clasificación, la posibilidad existe y mi intención es pelearla”.


Eso sí, criticó la “falta de competitividad” de algunos jugadores hondureños y lamentó que hasta ahora no ha encontrado “ese aditivo futbolístico” que le ayude en su trabajo.


“Hay mucha entrega y preparación, no estoy haciendo cosas locas, hay cosas que yo no puedo controlar como el ritmo de algunos jugadores, el nivel de ingenuidad de algunos jugadores y el nivel de competencia, todo eso se une”, puntualizó.


Tranquilos, tranquilos


Y en el medio, entre que sí y que no, está Bolillo Gómez. El seleccionador panameño no pudo en casa, perdió 1-2 con Costa Rica y desaprovechó la mejor oportunidad para pasar a comandar las posiciones del Grupo B después de haber ganado el primer partido de visita ante Jamaica (0-2).


Los ticos, que habían sido muy criticados por su magra y deslucida victoria de 1-0 sobre Haití en la primera jornada del Grupo B, recuperaron su tono futbolístico para apuntarse un resultado que los deja muy cerca del Hexagonal final.


Fue un partido “mano a mano”, que lo desequilibraron los goles cuando Panamá “estaba más organizado”, apuntó Bolillo pidiéndole tranquilidad a la afición porque “Panamá va a clasificar” al Hexagonal.